Juan José Cortés junto a Pablo Casado durante la campaña
Juan José Cortés junto a Pablo Casado durante la campaña - ABC

Elecciones generales 28ADel «efecto Cortés» al salto de Vox: el PP se desploma en Huelva alcanzado por Ciudadadanos

El PSOE salva los muebles con sus dos escaños y Podemos-IU revalida su diputado, en empate técnico con la formación de Abascal

El PSOE gana las elecciones generales en Andalucía y el PP se descalabra

HuelvaActualizado:

Las elecciones generales de este 28A dibujan en la provincia de Huelva un mapa multicolor, consecuencia del mismo voto disperso que marca esta cita electoral a nivel nacional, en el que se estrena con voz la formación de Albert Rivera.

De los cinco escaños que se disputan en suelo onubense, el PSOE salva los muebles y logra mantener sus dos diputados –aun con una pérdida importante de respaldo-, Podemos-IU revalida su presencia (un escaño), mientras que el PP se rompe (se queda con un diputado de los dos que tenía), con una fuga masiva de papeletas que se reparten entre las candidaturas de Ciudadanos (consigue un escaño en el Congreso) y Vox (se queda a las puertas).

La apuesta personal del presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, que colocó como cabeza de cartel a Juan José Cortés -padre de la pequeña asesinada por un pederasta- y principal valedor de la prisión permanente revisable, que originó una corriente crítica en las filas del PP onubense ha provocado, llegado el día de la votación, un efecto contrario al esperado, al que se ha venido a sumar la tendencia al alza – a nivel andaluz y nacional- de la formación de Santiago Abascal.

El PP toca suelo en la provincia, reduciendo su respaldo prácticamente a la mitad, al pasar de obtener el 33,34% de los votos en los comicios de 2016, a un 17,20% de respaldo en esta jornada, perdiendo apoyo también (unos cinco puntos) respecto a las elecciones andaluzas del pasado diciembre (donde consiguió concentrar 22,59% de apoyos) que lo llevaron a gobernar en Andalucía.

En tres citas electorales, desde los comicios de 2011, los populares en Huelva han pasado de ser la primera fuerza política (y obtener entonces tres diputados nacionales y un 44% de las papeletas) a quedar, ahora, en empate técnico con Ciudadanos, a poco más de 600 votos de dar el sorpasso.

A la hora de cierre de este diario, los resultados de las urnas dejaban a la formación naranja con un respaldo similar al de las autonómicas, con una ligera subida, rozando con a punta de los dedos el 17% de las papeletas.

El gran salto lo protagoniza VOX, que queda también en empate técnico con la candidatura suma de Podemos-IU-Equo, con un 12,78% (cuatro puntos por encima de los resultados de las andaluzas) y un 12,96% de apoyos, respectivamente.

Frente a un respaldo residual que el partido de Abascal consiguió en las generales de 2016 (no llegó al 1%), mantiene su tendencia alcista, sumando otros 12.000 votos aproximadamente respecto al 2D.

En una provincia que ha sido feudo histórico del PSOE que en cada cita electoral (con una única excepción en 2012) se ha vestido de rojo, los socialistas reducen apoyos y se dejan en el camino unos 4.000 votos respecto a las anteriores generales. Sin embargo, la movilización del voto de izquierda en esta convocatoria en relación con las andaluzas del 2D, ha conseguido una remontada de unos cinco puntos, pasando del 31,6% a un 36,92% de respaldo (prácticamente con el total escrutado).