Marianela Olmedo, junto a la abuela y madre de María y Miguel ángel Domínguez
Marianela Olmedo, junto a la abuela y madre de María y Miguel ángel Domínguez - ABC
DOBLE CRIMEN DE ALMONTE

La familia de las víctimas del doble crimen de Almonte cree que Medina pretende «entorpecer» la investigación

El abogado de la acusación particular, José Ignacio Bidón, pide al juzgado «un rechazo contundente» a la petición de Medina de ejercer la acción popular y anuncia nuevas pruebas

Almonte Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La familia de las víctimas del doble crimen de Almonte, Miguel Ángel Domínguez y su hija María (asesinados en su domicilio en abril de 2013) ven «mala fe y temeridad» en el segundo intento de formar parte de la causa del que fuera único acusado y absuelto en el juicio, Francisco Javier Medina, ex pareja de la madre y mujer de las víctimas, Marianela Olmedo.

Dos meses después de que la Audiencia Provincial de Huelvarechazara que Medina se personara como acusación particular, se espera ahora el pronunciamiento del juzgado que lleva ahora la investigación tras reabrirse el caso (Instrucción 1 de La Palma del Condado) ante su nueva petición de ejercer la acción popular, petición que ya tiene respuesta por parte de la familia de Miguel ángel y María.

«La petición no está justificada, no se ajusta a ley y se hace de forma extemporánea», afirma el escrito presentado por la acusación particular en el que pide al instructor que desestime la personación de Medina. «Intentar conseguir la acción popular para poder controlar a la acusación particular y al fiscal en el esclarecimiento de los hechos, es una petición contra natura y contraria al ordenamiento jurídico».

En esta segunda investigación del doble crimen, se asiste a un cambio en la representación legal de la familia, de forma que la acusación particular queda en manos del abogado José Ignacio Bidón, que se hace cargo desde el convencimiento de que «en esta fase del proceso surgirán grandes sorpresas y vamos a dar con el autor de estos hechos».

Bidón anuncia en su escrito que va a proponer nuevas pruebas «con el único objetivo de dar con la verdad de lo ocurrido y esclarecer la autoría de estos hechos deplorables, que según la familia de los fallecidos y por lo que he podido conocer de la documentación entregada, seguimos insistiendo que el verdadero autor de los hechos es Francisco Javier Medina Rodríguez y para ello está esta fase de investigación que queremos continuar, afirmaciones que realizamos con los máxime respetos y en términos de defensa».

La acusación califica de «descabellada» la petición, que «tiene la única finalidad es entorpecer el esclarecimiento de los hechos», al tiempo que afirma que no reúne ninguno de los requisitos exigibles por ley. «Admitir por este Tribunal a la persona que durante años fue encausada (aunque después absuelta) y con muchas cuestiones pendientes de investigar a su entorno, no podemos admitir que pasen a ejercitar en paridad de armas dicha acusación junto con el Ministerio Fiscal, siendo una sinrazón y una petición inadmisible en el derecho penal».

Tanto el Ministerio Fiscal como la acusación en nombre de la familia de las víctimas, con la ayuda de la fuerza de orden público, «estamos intentando dar con el autor de los hechos y lo que no es admisible por razones de lógica jurídica es que Medina Rodríguez (y en donde existen muchas sospechas sobre su culpabilidad) o su familia, quieran controlar la nueva investigación y con esta finalidad tiene que existir un rechazo contundente de este juzgado».