Una de las sesiones del juicio por los crímenes de Miguel Ángel y María
Una de las sesiones del juicio por los crímenes de Miguel Ángel y María - Alberto Díaz
Tribunales

Investigan la posible vinculación con los crímenes de Almonte de un cuchillo hallado en una alcantarilla

La Guardia Civil pone en manos de la UCO una denuncia para localizar el arma, hallado por un pintor antes del juicio por los asesinatos de Miguel Ángel Domínguez y su hija María

Actualizado:

La Guardia Civil de Huelva ha puesto en manos de la Unidad Central Operativa (UCO) la investigación sobre el origen de un cuchillo hallado en una alcantarilla de Almonte, justo antes del juicio por los crímenes de Miguel Ángel Domìnguez y su hija de ocho años, María, del que se desconoce su localización a fecha de hoy.

En la semana en la que se conoce la fecha de deliberación del Tribunal Supremo sobre la posibilidad de repetición del juicio (señalada para el próximo 11 de diciembre), la investigación sobre el cuchillo se reactiva a raíz de la denuncia presentada en la Comandancia de la Guardia Civil onubense.

Unos tres meses antes de que se celebrara el juicio contra Francisco Javier M.R. en la Audiencia de Huelva, único sospechoso en la causa que quedó absuelto por un jurado popular en octubre del pasado año, un pintor que se encontraba trabajando en una casa de Almonte visualizó un cuchillo de hoja grande cuando fue a realizar el cambio de agua en una rejilla de la calle Callejón de los Granados.

Según la denuncia, presentada por la familia de las víctimas, esta alcantarilla se encuentra a unos 300 metros del domicilio del que fuera acusado, amante cuando sucedieron los crímenes de Marianela Olmedo, madre y esposa de María y Miguel Ángel.

En un primer momento, el pintor no le dio mayor importancia, pero al día siguiente fue a realizar la misma operación a la rejilla y comprobó que seguía allí, por lo que alertó a varias vecinas, dando una de ellas aviso a la Policía Local de Almonte.

Según relata el hermano de la víctima en la denuncia, Aníbal Domínguez, apareció una pareja de agentes que extrajeron el cuchillo de la rejilla, lo introdujeron en una bolsa de plástico - en una bolsa del supermercado- y se lo llevaron, momento en el que según el denunciante una de las mujeres escuchó que uno de os agentes decía que el cuchillo estaba manchado y que no eran manchas de pintura, sino que tenian apariencia de manchas antiguas.

En ningún momento se ha sabido nada de este cuchillo, cuya procedencia ahora investiga la UCO para localizarse y determinar o descartar en su caso que se trata del arma utilizada en los crímenes.