Juan Ignacio Reales, presidente de la Matriz, impone la medalla de Hermano Mayor a José Manuel Medina
Juan Ignacio Reales, presidente de la Matriz, impone la medalla de Hermano Mayor a José Manuel Medina - Miguel A. Jiménez
ROMERÍA DEL ROCÍO 2019

José Manuel Medina, Hermano Mayor de la Romería del Centenario de la Coronación de la Virgen del Rocío

El joven veterinario almonteño cumple su sueño y perpetúa una tradición familiar en el año más emblemático de la historia reciente de la devoción rociera

AlmonteActualizado:

El aplauso de los hermanos congregados en la Parroquia de la Asunción de Almonte al subir los candidatos a Hermano Mayor al altar para presentar sus credenciales fue un claro anuncio del que sería resultado final de la elección. José Manuel Medina, también conocido como Chema entre los vecinos de la Villa, se convertía en el responsable de los destinos de los almonteños de cara a la próxima Romería, como antes hicieron otros familiares, en un año emblemático, el del Centenario de la Coronación de la Virgen del Rocío y el que da inicio al segundo Año Jubilar que ha sido concedido por la Santa Sede a esta devoción andaluza y universal.

El joven veterinario, de 30 años de edad, superaba finalmente a su compañera, Verónica Ramos, en 1.024 votos. El recuento final daba a Medina 1.783 votos mientras que Ramos reunía 759 de las 2550 papeletas que los hermanos de la Matriz depositaron en las urnas.

José Manuel Medina recibía del presidente de la Matriz, Juan Ignacio Reales, la medalla de Hermano Mayor, recién bendecida por el párroco de Almonte, Francisco Jesús Martín Sirgo, y dedicaba sus primeras palabras a su familia, amigos y al pueblo de Almonte, porque «si es bonito que te quieran, más bonito es cuando te quiere Almonte». También tenía un recuerdo emocionado hacia quienes ya no están entre nosotros y enviaba un cariñoso mensaje de ánimo a su compañera Verónica Ramos, a la que aseguraba que su momento llegaría.

La votación se desarrollaba con más agilidad gracias a algunos cambios introducidos por la Hermandad Matriz en el proceso electoral, como la suma de una mesa adicional y el adelanto de la hora del comienzo de la votación, justo después de la presentación del cartel anunciador del próximo Rocío Grande, una obra de la artista de Carmona Nuria Barrera que homenajea a todos los romeros de la historia y que marca un nuevo hito en la tradición anunciadora de la Romería.

José Manuel Medina, emocionado, interrumpe sus palabras de agradecimiento por haber sido elegido Hermano Mayor
José Manuel Medina, emocionado, interrumpe sus palabras de agradecimiento por haber sido elegido Hermano Mayor - Miguel A. Jiménez

En cualquier caso, la afluencia de hermanos no cesó hasta entradas las 23 horas, hora límite para depositar el voto, y el recuento terminó a las doce y cuarto de la madrugada.

La plaza estuvo bullendo toda la tarde, desde que sonaron los primeros cohetes en un Domingo de Resurrección que en Almonte se vive con un júbilo excepcional: no sólo marca un hito decisivo, el que da sentido al cristianismo, sino que, en la localidad, además, supone el inicio de la cuenta atrás hasta el Lunes de Pentecostés.

Una vez terminada la votación, comenzaba la tradicional letanía de nombres que penetra en cada hogar de Almonte y al que, tras el anuncio del nombre del nuevo Hermano Mayor, sucede el alegre estruendo de los cohetes, un sonido que a partir de ese momento acompañará la vida diaria del pueblo hasta que el miércoles antes de Pentecostés salga de camino a la aldea para celebrar su Romería.