La Junta cede tres «asnos bomberos» al «Burrito Feliz» para velar por la biodiversidad de Doñana

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha cedido este jueves tres «asnos bomberos» a la asociación El Burrito Feliz de Huelva

SEVILLAActualizado:

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha cedido este jueves tres «asnos bomberos» a la asociación El Burrito Feliz de Huelva para su incorporación a la unidad de équidos con la que esta entidad sin ánimo de lucro vela por la biodiversidad del entorno de Doñana al mismo tiempo que por el bienestar de los animales.

Según ha informado la Junta en una nota, el delegado territorial de este departamento en Huelva, Pedro Pascual Hernández, ha hecho entrega de los tres animales, que hasta este momento se encontraban en la finca El Fraile, localizada en el término municipal de Bonares y propiedad del extinto Instituto Andaluz de Reforma Agraria (IARA).

Los tres animales, custodiados por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural desde que fueran intervenidos en 2007 en una instalación de la provincia de Almería en un palpable estado de abandono y desnutrición, pasan así a ser cuidados, alimentados, controlados y vigilados por una organización encargada de proteger a la especie.

Asociacionelburritofeliz.org
Asociacionelburritofeliz.org - ABC

Todo ello, a la vez que, como ha señalado Pedro Pascual Hernández, servirán de apoyo a las necesarias tareas de desbroce en el entorno del espacio natural de Doñana, en la medida en que la unidad de «asnos bomberos» de El Burrito Feliz de Huelva, de hecho, se dedica a realizar cortafuegos en zonas sensibles de difícil acceso.

Los tres burros -dos hembras de raza andaluza nacidas en 1996 y 2007 y un macho de raza africana alumbrado en 2001-, en concreto, comerán pasto seco «de forma sistemática y concienzuda» hasta el punto de favorecer, incluso, que en algunos puntos desaparezca casi en su totalidad.

Según ha detallado el delegado territorial de Agricultura, «se convierten desde hoy en actores fundamentales» para la prevención de incendios forestales en un «monumento de la biodiversidad» que abarca a las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz como es el Parque Nacional de Doñana.