Una de las narcolanchas intervenidas por la Guardia Civil en la zona de Ayamonte
Una de las narcolanchas intervenidas por la Guardia Civil en la zona de Ayamonte - ABC
Sucesos

Narcos amenazan a un vecino de Ayamonte: «O nos das lo nuestro o te cortamos las manos»

La Guardia Civil investiga una denuncia por intento de secuestro y amenazas a un vecino de Ayamonte y su familia después de encontrar una narcolancha en una playa de Huelva

Actualizado:

Una de las zonas calientes del narcotráfico en la provincia onubense, Ayamonte, revive episodios de amenazas y extorsiones que se produjeron años atrás en la que es una de las puertas de entrada de droga en la ruta de Huelva.

La Guardia Civil investiga las amenazas e intento de secuestro a un vecino del municipio fronterizo y su familia a raíz del hallazgo de una narcolancha en una playa de la zona a finales del pasado abril, cuando el Instituto Armado desplegó un fuerte operativo en la Costa occidental de Huelva en el que fueron intervenidos 4.300 kilos de hachís y varias embarcaciones utilizadas por los traficantes.

Según la denuncia en manos de la Guardia Civil, adelantada por Huelva Hoy, este vecino, trabajador del servicio municipal de limpieza, alertó de la presencia de una de las lanchas en la playa de Isla Canela a su jefe directo, que a su vez lo puso en conocimiento del Instituto Armado.

Sólo dos días después, dos hombres se personaban a las puertas del domicilio de este trabajador y abordaron a su hijo de 11 años, al que preguntaron con insistencia por su padre. Después, acudieron a la vivienda, y le reclamaron, en presencia de su mujer, «lo que es nuestro».

Desde entonces, según la versión dada por esta familia, se han venido produciendo llamadas amenazantes vía telefónica a los móviles del matrimonio, de las que también tienen conocimiento los investigadores.

En estas llamadas, se les ha llegado a advertir que «o nos das lo que es nuestro o le cortamos las manos a tu marido», a lo que se suman avisos de que «se vigile las espaldas por la calle».

El último incidente tuvo lugar hace apenas unos días, cuando este hombre regresaba a casa y, tras aparcar en la calle Río Guadalquivir de Ayamonte, fue acorralado por un vehículo del que se bajaron tres hombres, que lo golpearon «reclamándoles lo suyo».

Según la denuncia de la familia, mientras este vecino les volvió a decir que no tenía nada, los asaltantes intentaron meterlo en el coche, momento en el que se produjo un forcejeo y gritos que alertaron de lo que estaba pasando, de forma que acudieron otras personas que se encontraban en el lugar, lo que impidió que se llevaran al trabajador, que denunció los hechos ante la Guardia Civil.

«Lo único que ha hecho es estar en el sitio equivocado en el momento equivocado», lamentan fuentes familiares.

De momento, según fuentes consultadas por este diario, no se han producido detenciones en relación con el intento de secuestro y las amenzas.