Rubén García con su hija en brazos
Rubén García con su hija en brazos - ABC
Denuncia por secuestro parental

Un vecino de Huelva llega a la vía judicial en Perú para recuperar a su hija menor

Convocan para mañana una manifestación de apoyo a la familia en San Juan del Puerto

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presunto secuestro parental denunciado por un vecino de San Juan del Puerto (Huelva), Rubén García Quintero, llega a los juzgados de Perú ocho meses después de que este padre recurriera a la Guardia Civil y llamara a las puertas de otras fuerzas policiales e instituciones para localizar a su hija menor (dos años), sacada de España por su madre -de origen peruano- sin la autorización del progenitor, según mantiene.

García Quintero se encuentra ya en Perú desde el pasado fin de semana para asistir al juicio por la demanda de restitución de la niña a España, donde tiene su domicilio, señalado para el próximo viernes 11 de octubre y al que están convocadas las dos partes, sin que se tenga constancia de la asistencia de la madre hasta el momento, ya que la familia paterna no conoce su paradero.

Los padres regresaron a España -procedentes de Perú- en diciembre del pasado año y decidieron quedarse e instalarse en San Juan del Puerto. Poco después, la menor fue sacada del país por la madre y llevada a Perú, supuestamente con documentación obtenida de forma irregular, según el progenitor.

García denunció a su ex pareja por presunta sustracción ilegal de la menor y solicitó al Juzgado de Familia la custodia de la niña, al tiempo que presentó un escrito legal para que se activara el protocolo de La Haya sobre sustracción internacional de menores.

Mientras, en el pueblo en el que reside, familiares y allegados han convocado una concentración de apoyo a Rubén García para mañana martes a las 09.00 horas en la plaza del Ayuntamiento a tres días de que se celebre el juicio en Perú.

La madre de la niña lo llegó a denunciar por presunta violencia de género y «solicitó las ayudas, pensión alimenticia, casa de acogida y abandonar el domicilio con su hija, sin que yo pudiera hacer nada», afirmó. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva dio carpetazo a la denuncia al no encontrar delito, según el auto de archivo dictado en su momento.

Una vez presentada la denuncia por secuestro, la familia recibió un whatsapp de la madre en el que decía que estaba en Perú con la niña.