La Virgen del Rocío camina hacia Almonte
La Virgen del Rocío camina hacia Almonte - Alberto Díaz

La Virgen del Rocío camina hacia Almonte

Con la colocación del capote y el pañito terminaba en el templete del Camino de Los Llanos la procesión de la Divina Pastora por las calles de la aldea

Miguel Ángel Jiménez
HuelvaActualizado:

Con la colocación del capote y el pañito terminaba en el templete del Camino de Los Llanos la procesión de la Divina Pastora por las calles de la aldea. Un paseo de unas seis horas que ha visto como progresivamente se iba incrementando el número de devotos hasta alcanzar la multitud que se agolpaba en las inmediaciones del altar destinado a las labores de protección de la Patrona de Almonte primorosamente desempeñado por las hermanas camaristas, entre vivas, Salves, el estruendo de las escopetas y una cierta impaciencia de los devotos.

Tras la colocación del capote plisado en tonos rosados -una más de las innovaciones que la Virgen ha llevado en su vestuario de Pastora para esta Venida- y el pañito bordado con el que han cubierto su rostro, los almonteños han vuelto a tomar a su Madre y han enfilado el camino de Los Llanos para iniciar un recorrido nocturno de algo más de 15 kilómetros. Culminará con las primeras luces del alba en el Alto del Molinillo, en El Chaparral, donde la Virgen será descubierta y procesionará por las calles de la villa hasta la Parroquia de la Asunción, su hogar para los próximos nueve meses.