El detenido se valía del Tarot para, presuntamente, abusar de las mujeres
El detenido se valía del Tarot para, presuntamente, abusar de las mujeres
linares

Un vidente, acusado de agresión sexual en plena sesión de tarot

Se abalanzó sobre una mujer, tocándola y besándola en plena sesión de cartomancia, que había acudido a su consulta para que le echara las cartas del Tarot

Actualizado:

La Policía Nacional de Linares ha detenido a un hombre por un presunto caso de agresión sexual. El arrestado decía ser médico y psicólogo, pero que había abandonado el ejercicio de la medicina para poder atender sus dotes de «clarividencia». La actuación policial se inició cuando una mujer llamó a la Sala operativa del 091, manifestando, entre llantos y visiblemente angustiada, haber sido víctima de una agresión sexual. Rápidamente una patrulla de Seguridad Ciudadana se desplazó hacia el lugar donde se encontraba la mujer con el fin de socorrerla. Los agentes se encontraron con una joven que sufría una fuerte crisis de ansiedad y que contó que había acudido a un vidente para que le echase las cartas y que éste abusó sexualmente de ella. Los policías dado el estado en el que se encontraba la víctima solicitaron una ambulancia para su traslado al hospital donde tuvo que ser atendida. Los hechos tuvieron lugar en un local en el que el detenido pasaba consulta a sus clientas. La víctima aseguró que nada más entrar se puso muy nerviosa, en especial al comprobar cómo el presunto agresor cerraba con llave la puerta de acceso a la habitación, donde en una mesa se encontraban las cartas ya repartidas, le ofreció unos caramelos insistentemente así como tabaco, para después comenzar a hablar sobre la vida de la víctima, mencionándola que veía a un policía o alguien relacionado con la justicia, aunque la intención de la joven era saber si volvería a tener a hijos y no otra cuestión. El detenido, con la excusa de «llenarla de energía positiva», comenzó a abrazarla y tocarla por todo el cuerpo llegando a sus zonas más íntimas. Incluso llegó a besar, a la fuerza, a la mujer que pudo escapar y salir huyendo presa del pánico hasta la calle. Este, al parecer, no sería el único caso ya que los agentes consiguieron recoger diferentes testimonios de varias mujeres que también habían acudido a la consulta del vidente, trazando su «modus operandi»: «a todas les manifestaba que había sido médico y psicoanalista, pero que su verdadera vocación era la videncia y que ganaba mucho más que ejerciendo como supuesto médico. Les decía que tenían algún familiar relacionado con la justicia con el fin de evitar una denuncia directa por las prácticas que presuntamente realizaba. Con el fin de poder llegar a los tocamientos, el detenido hablaba de los hijos que cada mujer tenía o tendría en el futuro, dándose el caso que incluso  clientas que no podía tener hijos, él les decía que con sus artes y energía los podrían tener».