Níscalos deoomisados por los agentes.
SUCESOS

Denuncian a tres recolectores de níscalos de Jaén por exceder la cantidad estipulada por Medio Ambiente

Las setas decomisadas por la Policía Nacional adscrita a la Junta han sido entregadas a una residencia de ancianos

JaénActualizado:

La unidad del cuerpo nacional de Policía Nacional adscrita a la comunidad autónoma de Andalucía ha decomisado 60 kilos de níscalos y ha denunciado a 3 vecinos del municipio jiennense de Santa Elena por recoger de forma abusiva e incontrolada esta variedad de seta, en contra de lo estipulado en la normativa vigente. Las setas, al ser productos perecederos, han sido entregados a la residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres de Jaén, que disponen de escasos recursos, para atender a las 80 personas de avanzada edad alojadas en ella.

Esta actuación policial ha tenido lugar en el monte conocido como El molino del Batán, en el parque natural de Despeñaperros, dentro del marco del programa de labores preventivas de vigilancia, inspección y control que llevan a cabo los efectivos de la Policía de la Junta en la provincia de Jaén en el marco de sus competencias. Los agentes observaron a una persona que portaba una caja de plástico de gran tamaño, que al ser visto, depositó en el suelo antes de darse a la fuga en dirección a una arboleda cercana.

Los policías, tras comprobar que la caja contenía alrededor de 18 kilos de esta variedad de seta, rastrearon la zona en búsqueda del hombre que había huido. No lo localizaron, pero sí encontraron a otras 2 personas, con sendos cubos que contenían cerca de 10 kilos de níscalos cada uno. A poca distancia hallaron a un tercer buscador con 20 kilos de esta seta silvestre.

La resolución de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Jaén de 1 de octubre de 2018 establece una serie de requisitos a cumplir por quienes quieran realizar recogidas de setas, plantas y hongos en los lugares y fechas tradicionales, siempre que esta práctica no se efectúe de manera incontrolada y abusiva ni ponga en riesgo a la especies, dada la posibilida de que la recogida irregular genere daños al medio ambiente y en particular a las poblaciones autóctonas de setas.

El objetivo de la resolución es concienciar a los buscadores sobre la importancia del cumplimiento de estas medidas, no sólo porque sirve para contribuir a garantizar la persistencia y capacidad de regeneración de estas especies silvestres, de alto valor ecológico, sino porque la recolección abusiva, descontrolada, o usando herramientas que remuevan el mantillo del suelo, obstaculizan la aparición de nuevos ejemplares.

Entre los 11 puntos que se deben cumplir, según la resolución, se incluye el que fija la cantidad de setas que se permite recolectar para autoconsumo y sin alterar la capa superficial del suelo, que es de 3 kilogramos por persona y día, que deben trasladarse en cestas u otros elementos de transporte que permitan la aireación y dispersión de las esporas.

La cantidad de kilos intervenidos, apuntan a que posiblemente tenían como objetivo la venta ambulante, en mercadillos u otros lugares de gran afluencia de personas, donde el precio de esta variedad de seta alcanza, según el tamaño y la presencia, un precio que oscila entre los 8 y los 15 euros por kilo.