Comisaría de la Policía Nacional de Jaén
Comisaría de la Policía Nacional de Jaén - ABC
Violencia machista

Detenido en Jaén por matar a golpes con una barra de hierro a su esposa, de la que se estaba separando

La mujer, que tenía la frente destrozada, ha sido hallada por una de sus hijas en su casa

Javier López
JaénActualizado:

La Policía Nacional ha descubierto este domingo el cadáver de una mujer de 73 años en su domicilio del barrio de Santa Isabel de la capital jiennense. Dolores, como se llamaba, tenía el cráneo destrozado a consecuencia de los golpes que presuntamente le propinó con una barra de hierro su marido, del que estaba en trámites de separación. Los agentes encontraron al hombre balbuceante y desorientado en una habitación contigua a la escena del crimen.

El primer caso de violencia machista con resultado de muerte acontecido este año en Jaén tuvo lugar al parecer hace varios días, aunque hasta el mediodía de hoy una de las hijas del matrimonio no ha descubierto el cadáver. En concreto, a las 12,10 horas el servicio de emergencias 112 ha recibido una llamada de alerta.

Una patrulla de la Policía Nacional se ha desplazado hasta la vivienda, situada en el número 13 de la calle Francisco Ayala García Duarte, donde los agentes se han entrevistado con el yerno de la víctima, quien les ha indicado que cuando entró junto a su mujer al domicilio encontró a su suegra con la cabeza destrozada.

Una vez que los agentes han accedido a la casa han observado una puerta entreabierta y otra cerrada. Por la rendija de la primera han atisbado el cuerpo de la mujer en posición decúbito supino con el rostro ensangrentado y una herida en la frente de grandes dimensiones. Tras comprobar que la mujer había fallecido han iniciado el protocolo de muerte violenta y han procedido a vigilar la estancia.

Ha sido entonces cuando los policías que permanecían en el dormitorio han escuchado sonidos procedentes de la habitación adyacente, para cuya apertura han utilizado la fuerza. En ella han encontrado al marido de la víctima, tumbado y con las piernas apoyadas en la puerta de entrada. Se encontraba en ropa interior y no articulaba bien las frases, aunque ha expresado en dos ocasiones que tenía que matar a su mujer.

El presunto responsable del crimen ha asegurado que la muerte se produjo anoche, pero del estado de conservación del cadáver ha deducido la Policía Nacional que llevaba varios días muerta a consecuencia de los golpes, que se derivaron, al parecer, de una fuerte disputa mantenida por un teléfono.

Hasta el lugar del crimen se ha desplazado el titular del juzgado de instrucción número 4 de Jaén, el médico forense y agentes de la policía científica, según ha resaltado un portavoz de la Policía Nacional, que ha aclarado que no existían denuncias previas por violencia machista.