El festival se ha presentado hoy en Jaén.
El festival se ha presentado hoy en Jaén.
CULTURA

El hombre y la sierra en un festival en Cazorla

Un festival recupera los oficios y costumbres del Parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas

JaénActualizado:

La población cazorleña de Vadillo Castril acoge entre el 9 y el 12 de agosto el Festival de la Sierra y el Hombre, un escaparate bienal en el que se muestran los oficios, las tradiciones y el folclore del parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

La vicepresidenta primera de la Diputación provincial, Pilar Parra, ha presentado hoy este evento junto al delegado territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Jaén, Juan Eugenio Ortega, el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez, y al director de este festival, José Miguel Nieto.

El director del festival ha detallado las principales actividades programadas, que se agrupan en seis grandes bloques, entre los que destaca el de las exposiciones artísticas: dos fotográficas Fauna del Parque Natural y Los Bosques Viejos y una de pintura sobre piedra natural titulada Fauna del Parque Natural.

El segundo grupo de actividades es la muestra de cine etnográfico con la proyección de las películas ganadoras en las últimas ediciones de Biosegura. La olimpiada serrana representa el tercer grupo de actividades donde se agrupan concursos de lucha de brazos, tángana, aserradores, petanca, apeo con motosierra, carrera de arrieros, truque serrano, leñadores, bolos serranos o hacheros, entre otros.

La muestra forestal y etnográfica, los bailes serranos y conciertos bajo el título Maderas de vivir, completan una programación variada en la que no faltan las propuestas infantiles. José Miguel Nieto ha puesto el acento en la labor divulgativa de este festival en el que se educa mediante la diversión.

«Cada vez es más difícil vivir en el mundo rural y lo que pretendemos es estar orgullosos de nuestro pasado y de nuestra cultura, porque estamos convencidos de que en mundo rural es donde mejor se vive e intentamos que los jóvenes piensen que es un buen sitio para vivir», ha indicado Nieto.

Para Pilar Parra «es un festival etnográfico donde se respira el orgullo de sentirse serrano». Añade que pone de manifiesto «la importancia que tienen el bosque, el río y la cultura de la madera, y como han ido forjando la historia reciente de estos pueblos serranos. Además, esta cultura especial en torno a la madera ha supuesto moldear aspectos antropológicos que los habitantes de Vadillo Castril han sabido mantener para que permanezcan vivos hasta nuestros días».

La vicepresidenta primera de la Diputación ha añadido que esta iniciativa «permite mostrar un folclore singular, los usos y costumbres y toda una lírica en torno a las maderadas». Otro de los aspectos que, según Parra, llaman la atención «es que este festival pretende rescatar del olvido los oficios del bosque, los juegos y deportes autóctonos, como los bolos serranos, y todo ello acompañado por una rica gastronomía serrana».

Por su parte, el delegado territorial de Medio Ambiente ha manifestado que este festival «ayuda a mantener viva una forma de vivir que durante años ha sido la única forma de vida de nuestra sierra», mientras que el alcalde de Cazorla ha resaltado la faceta humana de este evento. «Se ha hablado mucho del parque natural, de la sierra, pero quizá se había hablado poco de los hombres y mujeres de la sierra, que es donde pone el foco este festival».