Aves y cepos del hombre investigado
Aves y cepos del hombre investigado - GUARDIA CIVIL
MEDIO AMBIENTE

Investigado por cazar en Martos aves insectívoras con artes de caza prohibidas

La Guardia Civil ha encontrado en cepos petirrojos, carboneros y currucas

Javier López
JaénActualizado:

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga a un hombre por captura ilícita de aves insectívoras. La intervención del cuerpo de seguridad del Estado se derivó de un aviso que alertó de que en el paraje Arroyo de la Pontezuela, ubicado en el término del municipio jiennense de Martos, había medios de caza prohibidos.

Personados los agentes del Seprona, procedieron a batir minuciosamente el terreno para la búsqueda de las artes de caza. Con éxito, dado que encontraron cepos entre la vegetación en ambos márgenes del cauce de un río. Algunos con pájaros, que habían muerto al ser capturados.

Tras el hallazgo, la Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia, coordinado con el guarda forestal, al objeto de identificar al presunto autor de los hechos, al que descubrieron cuando intentaba retirar cepos, que arrojó al comprobar la presencia de los agentes.

Una vez identificado, se procedió a la retirada de las 27 trampas que tenía instaladas, así como de un recipiente transparente que contenía en su interior hormigas aladas, utilizadas como cebo, y 23 cadáveres de aves. Todas ellas incluidas en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial.

Concretamente, había cazado 2 petirrojos, 17 currucas capirotadas, 2 carboneros comunes y 2 currucas cabecinegras. Dado que son especies protegidas, la Guardia Civil ha instruido diligencias, en calidad de investigado al furtivo, vecino de Martos, de 52 años de edad, al que se le imputa un delito contra la flora y fauna silvestre. El cuerpo de seguridad ha dado parte de su actuación al juzgado de guardia de Martos y al fiscal coordinador de Patrimonio Histórico, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Jaén.