Lámina con los caracteres supuestamente ibéricos incautada al presunto expoliador
Lámina con los caracteres supuestamente ibéricos incautada al presunto expoliador - ABC
CULTURA

La lámina con la escritura ibérica «más antigua de España» es falsa

La investigación de la Universidad de Jaén detecta caracteres que no se corresponden con la pieza incautada a un expoliador

Javier López
JaénActualizado:

La lámina con inscripciones iberas incautada a un presunto expoliador durante una operación de la Guardia Civil de Jaén es «una falsificación de libro». La investigación desarrollada por la Universidad jiennense tras el hallazgo, cuya relevancia se derivaba de que aparentemente era el documento escrito más antiguo hallado de la citada civilización, ha constatado que algunos de sus caracteres griegos no se corresponden con la grafía de la época.

Los falsificadores pretendían, presuntamente, vender en el mercado negro como original la lámina de plomo con alfabeto greco-ibérico, que databan en el siglo III antes de Cristo. De hecho, antes de analizarla al detalle fue calificada como la zona cero de la escritura original autóctona de la Península Ibérica. Tanto es así que el entonces delegado del Gobierno andaluz, Antonio Sanz, resaltó que su valor era incalculable desde el punto de vista arqueológico, histórico y cultural.

Al informar del hallazgo, la Guardia Civil avanzó, no obstante, la posibilidad, ahora concretada, de que se tratara de una falsificación, por lo que puso a disposición de los expertos el material recuperado durante la operación Alfaíbero, que se saldó con la detención de 6 personas en Jaén, Mancha Real, La Guardia y Andújar, a las que, además de la lámina se les requisaron otras 748 piezas, entre las que destacan la escultura de un fauno y un decadracma griego del siglo V antes de Cristo.

Los agentes se incautaron de monedas, anillos, vasijas y 3 láminas iberas, tras la investigación, que se inició con el seguimiento a un expoliador que utilizaba detectores de metales para robar objetos en algunos de los 2.500 yacimientos catalogados de la provincia de Jaén. Los agentes comprobaron que el sospechoso se reunía con otras personas, que, según la Guardia Civil, formaban parte de una red que comercializaba las piezas.

Entre ellas, se encontraba un denario romano falsificado hace casi 2.000 años. El parecido entre esta moneda y la original, que fueron expuestas juntas en la comandancia de la Guardia Civil, es escaso, ya que la falsa es más grande y menos irregular que la de curso legal. La falsificación de monedas era común hace más de 20 siglos, según aclaró, al conocer el hecho, el Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén.