Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Jaén
Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Jaén - ABC
Religión

El obispado de Jaén celebra en octubre la feria de la Fe

Amadeo Rodríguez Magro: «Expondremos todo lo que somos y hacemos como Iglesia del Señor»

JaénActualizado:

El obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, ha anunciado que el próximo 26 de octubre la capital de la diócesis celebrará la feria de la Fe. En palabras del prelado, recogidas en una carta pastoral, el evento, que tendrá lugar en el recinto ferial, es la oferta más llamativa del tramo final del año misionero. En ella «expondremos todo lo que somos y hacemos como Iglesia del Señor, en un clima de comunión, de alegría y, por supuesto, de misión».

«En el año litúrgico que aún ahora celebramos, nos hemos probado como discípulos misioneros y miles de entre nosotros hemos comprobado con gozo que merece la pena anunciar a Jesucristo y mostrar a los demás la alegría de haberle conocido y amado», ha resaltado el obispo, para quien la de Jaén ha logrado ser una Iglesia en salida al transmitir el espíritu misionero «casa por casa con los llamados que aceptaron nuestra propuesta».

Después de la feria de la Fe el obispado desarrollará iniciativas, emanadas del plan diocesano de pastoral, «para afianzarnos en nuestra vocación cristiana a la santidad y para fortalecer todo aquello que nos sea imprescindible para que se cumplan el deseo de Jesús («Permaneced en mi amor») para cada uno de nosotros», ha anunciado Amadeo Rodríguez Magro.

Los consejos de pastoral parroquial y arciprestales han diseñado el itinerario que seguirá la Iglesia «en el año en el que queremos fortalecer la vocación a la que hemos sido llamados los discípulos de Jesús», ha expuesto el prelado, quien ha destacado que será «un periodo de nuestra vida diocesana imprescindible para poner de relieve la conexión que la identidad cristiana tiene con la misión».

«Poco a poco iremos desplegando todo lo que sea necesario – es mucho lo que habéis propuesto – para que sea verdad en nuestra experiencia de fe y de vida cristiana que celebramos el misterio de Cristo», ha expresado en la carta pastoral el obispo, quien ha avanzado que el objetivo para el año litúrgico 2019-2020 es «celebrar la liturgia como lugar privilegiado de la comunión con Dios y con los hermanos y alimentar el gusto de los creyentes por su participación en ella. Y potenciar la espiritualidad y la oración personal y comunitaria. Como los primeros discípulos, le diremos al Maestro: Señor, enséñanos a orar»

Tras el verano el obispado llevará a cabo actividades cuyo eje es San Juan de Ávila, patrón del clero español. En este sentido, el obispo ha manifestado que la Iglesia hará lo que esté en su mano para intercalar en la vida diocesana el testimonio de quien fue «testigo especial del amor de Dios entre nosotros». «Le recomendaré a cada comunidad que entre con especial empeño en la vida y misión del maestro Ávila, pregonero de la gloria de Dios, y las invitaré a que hagan la experiencia peregrina de ir al encuentro del doctor y maestro que nuestra historia cristiana nos ha regalado, para que sea guía de vida de fe y de la misión en este tiempo de esta Iglesia».

La Iglesia enmarca en este contexto el próximo congreso sacerdotal, iniciativa del clero diocesano de Jaén como presbiterio unido a su obispo, en el que quiere ofrecer a cuantos sacerdotes, especialmente de Andalucía, pero también de otras diócesis de España y de Portugal, «una semblanza actualizada del sacerdote en el siglo XXI a la luz del magisterio de San Juan de Ávila».