El jabalí es una de las especies que producen más daños en la agricultura, según la COAG de Jaén
El jabalí es una de las especies que producen más daños en la agricultura, según la COAG de Jaén - Junta de Andalucía
MEDIO AMBIENTE

Piden ampliar la caza de jabalíes y ciervos por el daño que producen en la agricultura de Jaén

La COAG propone a la Junta de Andalucía que autorice esperas nocturnas y monterías en la zona de Sierra Mágina

JaénActualizado:

La coordinadora de organizaciones agrarias y ganaderas (COAG) de Jaén exige a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que amplíe las modalidades de caza para reducir el daño originado por determinadas especies de fauna silvestre a los agricultores de los municipios de Torres, Jimena y Cambil, enclavados en Sierra Mágina.

La situación de estos propietarios es desesperada, según la COAG, por los daños frecuentes, especialmente de 3 especies (cabra montés, ciervo y jabalí), que dañan la vegetación, especialmente los plantones. «No hay forma de cuajar árboles jóvenes, que son destrozados por estos animales, incluso en las fincas valladas», ha denunciado.

Ante los continuos daños, la coordinadora considera que la caza tradicional con escopeta no es lo suficientemente efectiva, por lo que apuesta porque se utilicen otras modalidades cinegéticas con las que se consiguen «mejores resultados». Ha enumerado en concreto las esperas nocturnas y diurnas, ganchos autorizados con perros e incluso monterías.

Además, la actividad cinegética debe centrarse en zonas donde realmente se producen daños, esto es, según COAG, en los montes próximos a los olivares. Al respecto, ha puntualizado que las batidas deben realizarse cuando no se lleve a cabo durante la campaña de recogida de la aceituna, a fin de no dificultar el trabajo de los agricultores y los jornaleros.

Los planes técnicos de caza para el conjunto de los cotos tienen que incluir esta figura de control de daños, ha exigido la COAG, que pide el aumento los cupos de piezas abatidas a la Delegación de Medio Ambiente. La administración autonómica, ha agregado, tiene que permitirlo porque la «compatibilidad entre la caza y la ganadería está en entredicho en algunas zonas de montes públicos», dado que, según ha expuesto, la caza no evita los daños en la agricultura.