Los jóvenes se encontraban ante el refugio antiaéreo cuando comenzó la agresión
Los jóvenes se encontraban ante el refugio antiaéreo cuando comenzó la agresión - ABC
SOCIEDAD

Piden más presencia policial tras la agresión a un grupo de turistas en Jaén

Jóvenes provenientes de varias provincias españolas, víctimas de un apedreamiento en el casco histórico

Javier López
JaénActualizado:

El apedreamiento a un grupo de turistas jóvenes que transitaba por Jaén ha sido calificado como un hecho aislado por el concejal de Cultura, José Manuel Higueras, pero hosteleros de la ciudad han exigido más vigilancia policial en el casco histórico para evitar que decrezca la ya de por sí exigua cifra de visitantes que recibe la población. Por esta razón, tanto el dirigente político como el empresariado rechazan identificar la agresión como un caso de turismofobia.

La saturación turística no es, en efecto, uno de los problemas de una ciudad en la que la presencia de extranjeros suscita todavía extrañeza en parte de la población. No obstante, profesionales del sector encargados de las visitas guiadas aseguran que en la zona donde está situado el refugio antiaéreo, unos de los espacios mostrados al turismo, abundan los insultos, provenientes de personas a las que desde el sector califican de energúmenos.

Los hechos denunciados sucedieron en torno a la medianoche del pasado jueves, cuando un guía mostraba el exterior del refugio a decenas de alumnos de bachillerato desplazados desde diversas provincias españolas. A modo de avanzadilla se escucharon burlas, algo habitual, por lo que el guía no le dio más importancia. Sin embargo, en esta ocasión a las chanzas siguieron las piedras. Una de ellas alcanzó a un turista en una pierna.

El concejal de Cultura, que gestiona también el área de Turismo, ha aclarado que estas situaciones no son una constante. Higueras ha asegurado que no existen grandes problemas de seguridad en estos barrios. Y ha descartado que se derive de las presuntas molestias que generan los visitantes. Aún así, ha pedido a la población que se conciencie de la importancia de la actividad turística y ha apostado por el incremento de agentes de policía en el casco histórico.

El criterio de la Asociación de Empresas Hoteleras de Jaén respecto a la utilización de las fuerzas del orden es similar. En su opinión, un mayor número de agentes de la policía local en los barrios donde se concentra el patrimonio histórico redundaría en beneficio de la actividad turística. También evitaría la suciedad y el aparcamiento descontrolado, dos problemas que no se circunscriben a esta zona de la capital jiennense.