Los militantes de Málaga se pliegan a dirección y votan por Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, arropado por la dirección de Málaga en su camapaña en la provincia - abc
primarias socialistas

Los militantes de Málaga se pliegan a dirección y votan por Pedro Sánchez

El nuevo líder del PSOE arrasó en la provincia y duplicó en votos a Eduardo Madina

Actualizado:

Pedro Sánchez acertó cuando eligió Málaga como primera parada en su campaña en Andalucía para liderar el PSOE. Los socialistas malagueños le brindaron un amplio apoyo -seis de cada diez papeletas en la provincia llevaban su nombre- en las elecciones internas del domingo, y en esta ocasión la militancia de base siguió las preferencias, claras aunque no públicas, de la dirección regional del partido por el diputado madrileño.

Las primarias tienen el riesgo de que los militantes decidan hacer valer su voto secreto para «castigar» a la dirección, como ha sucedido en otras ocasiones, pero las elecciones del domingo demostraron que la ejecutiva provincial, por lo menos en esta ocasión, ha controlado a sus bases.

El ganador de esta consulta logró en la provincia un porcentaje de apoyo similar al del conjunto de Andalucía, con un 59,15 por ciento de los votos y 2.738 votos, doblando al segundo aspirante, Eduardo Madina, que cosechó 1.332 votos, un 28,78% del total. Los apoyos a José Antonio Pérez Tapia, 531 papeletas y un 11,47 por ciento de los votos, han sido prácticamente testimoniales en la provincia.

La victoria de Sánchez ya se anticipaba en los avales que auparon su candidatura, cerca de 2.000 en la provincia, y en el respaldo expreso que le demostró el partido. La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Estefanía Martín Palop, persona de la confianza del secretario general, Miguel Ángel Heredia, ejerció de portavoz en Ferraz de la presentación de los avales logrados por Sánchez para arrancar la campaña. Anoche tras las votaciones, una representación de la ejecutiva provincial, con Heredia a la cabeza, arropó al nuevo líder socialistas en sus primeras horas tras conocer los resultados.

Ganó en todos los municipios, salvo en Fuengirola, Nerja, Arenas, Torrox y CasarabonelaPedro Sánchez se alzó con la victoria en todos los municipios, salvo en Fuengirola, Nerja, Arenas, Torrox y Casarabonela, en los municipios pequeños de Villanueva del Trabuco y Genalguacil logró todos los votos y cosechó una amplia victoria en la capital, donde históricos del partido como Carlos Sanjuán o Rafael Ballesteros se movilizaron en algunas agrupaciones en favor de Madina. Un total de 4.601 socialistas con carné votaron.

Desde el principio de la campaña la apuesta de los socialistas malagueños se decantó por Sánchez. Su primera etapa en Málaga para convencer al socialismo andaluz contó con todos los parabienes de la dirección socialista. En sus actos del pasado 18 de junio se vio arropado por el secretario general del PSOE malagueño, el responsable de Política Institucional del PSOE-A, Francisco Conejo y la portavoz en el Ayuntamiento, María Gámez, así como los secretarios generales de las once agrupaciones de la capital. Sánchez se deshizo en elogios hacia el partido en la provincia, «la cuna del socialismo andaluz es el socialismo de Málaga», llegó a decir, y se prodigó en alabanzas hacia Susana Díaz, su auténtica valedora en el decisivo respaldo del socialismo andaluz.

«Los socialistas tenemos ahora que rematar la faena y hacer un gran congreso», aseguraba la noche del domingo Miguel Ángel Heredia, consciente de que la victoria de Sánchez supondrá un respaldarazo a su posiciones internas. Desde el partido en la provincia se destaca la alta participación lograda y se apuesta por trabajar por la unidad.

Quiénes no deben estar tan satisfechos son los dirigentes que arriesgaron por el candidato vasco en esta campaña. Uno de ellos, Bernardino León Gross, renunció a su cargo de enviado especial de la UE para la primavera árabe para dedicarse por completo a la campaña de Eduardo Madina. No logró la victoria de éste ni en su agrupación, la del Centro, la mayor de la provincia, donde Sánchez arrasó con el 71 por ciento de las papeletas. Otra de las valedoras de Madina en la provincia fue Trinidad Jiménez, ex ministra con Zapatero, que arropó al candidato vasco en su campaña en la provincia.