La Policía Nacional ha detenido al abuelo por los abusos a su nieta
La Policía Nacional ha detenido al abuelo por los abusos a su nieta - Archivo

Detenido por abusar y violar a su nieta durante tres años en la casa de campo familiar de Málaga

Aprovechaba las visitas de su hija el fin de semana para manipular y amenazar a la niña

MálagaActualizado:

La Policía Nacional han detenido en Málaga a un hombre español de 63 años por su presunta implicación en un delito continuado de abusos sexuales y agresión sexual. La víctima era la nieta del supuesto agresor, que es menor de edad y que vivía un infierno cada vez que visitaba con su madre la casa de campo familiar donde residía este individuo. Allí era donde el abuelo se aprovechaba de la nieta y mantenía encuentros sexuales con ella.

La investigación se inició el pasado miércoles. Los agentes supieron de lo que estaba pasando a raíz de la denuncia de la tía materna de la víctima. Dijo que una menor de edad estaba sufriendo supuestos abusos sexuales por parte de su padre. La niña especificó que era su sobrina y también nieta del presunto agresor.

Ese mismo día, y una vez formalizada la citada denuncia por los hechos relatados, se procedió a la detención del presunto agresor de 63 años. Se le investiga como responsable de un delito continuado de abuso sexual y agresión sexual sobre su nieta menor de edad. Ya que sometió a su nieta a la voluntad de sus instintos más primarios y desagradables.

La propia Policía Nacional, explica que durante la investigación ha podido demostrar que el detenido prolongó el infierno de la niña durante tres años. Es el tiempo en el que «abusó sin ningún escrúpulo de su nieta». Los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) explican que la sometía «bajo manipulaciones y amenazas constantes». Método por el que «la obligaba a mantener contactos sexuales».

Encerrada con llave

Los agentes pudieron conocer, tras tomar declaración a la niña y ver las evidencias presentadas, que el hombre se aprovechaba de la inocencia de su nieta cuando la madre, que es hija del agresor, la llevaba los fines de semanas a la casa de campo familiar donde estaba este individuo.

La Policía Nacional explica que también «ha quedado patente» que no solo se trataba de abusos, sino que en alguna ocasión la agredía sexualmente. Además, el abuelo, para salvar el secreto de lo que estaba haciendo a su nieta la amedrentaba. Para ello, la encerraba con llave en una habitación. Los agentes especifican que esto lo hacía «en señal de castigo para que no lo delatase».

El arrestado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 9 de Málaga, que se encontraba en Funciones de Guardia ese día. La autoridad judicial decretó tras conocer los hechos y tomar declaración al supuesto agresor su ingreso en prisión.