El acto celebrado de Ciudadanos celebrado ayer en Málaga contó con la presencia de Vargas Llosa
El acto celebrado de Ciudadanos celebrado ayer en Málaga contó con la presencia de Vargas Llosa - ABC
Acto de Ciudadanos

Albert Rivera pide una representación del 3 por ciento nacional para que los partidos entren en el Congreso

Mario Vargas Llosa, participante estrella del acto celebrado en Málaga, llamó a crear una España más joven, justa y democrática en el acto de la plataforma de Ciudadanos

MálagaActualizado:

Poner coto al nacionalismo es la meta de Ciudadanos si abre un proceso de reforma de la Constitución Española. La propuesta de Albert Rivera, revelada en Málaga durante el acto de la plataforma «España Ciudadana» es que promulgar una «Ley Electoral con listas abiertas, donde los votos de todos los españoles valgan igual y donde se necesite un mínimo del 3 por ciento nacional de votos para estar en el Congreso de los Diputados». Es la primera idea del partido naranja lanzada y los hizo ante las 4.000 personas –según las fuentes del partido– congregados en la Plaza de la Constitución de la capital de la Costa del Sol.

Se trata, según el líder de Ciudadanos de crear una «ley justa». «Para que los españoles no estén en manos del 0,5 o 0,7 por ciento de nacionalista, que cambian de gobierno o deciden privilegios», aseguró Rivera entre gritos de «queremos votar». El líder naranja añadió que la reforma de la Carta Magna debe garantizar «la igualdad de los españoles y no para dar privilegios a los separatistas». «Reformar para los españoles, no para contentar a Puigdemont, Torra y los separatistas», aseveró el presidente de Ciudadanos, que añadió que «el que quiera estar, que saque votos suficientes y piense en todos los españoles».

«Conjurémonos para no parar hasta conseguir un gobierno limpio, fuerte y recuperar los valores de la igualdad, unión y libertad», añadió Rivera, que llamó a la unidad «para que los cenizos sepan que no los van a conseguir». Antes de destacar que existe un gobierno que «ha entrado por la puerta de atrás a la Moncloa y apoyado en 22 partidos separatistas». «¿Por qué le tienen miedo al pueblo español? ¿Por qué no podemos elegir al presidente en las urnas?, se cuestionó Rivera, antes de reconocer que no quiere un gobierno hecho «en un despacho con el PNV, Bildu y Esquerra».

Llamó a «la lógica» para reivindicar que se elija «un gobierno fuerte, limpio, con mayoría constitucionalista y sin hipotecas de los que quieren liquidar el país». «No se puede hacer con 84 escaños y con los nacionalistas», afeó a Pedro Sánchez, sobre su forma de llegar al poder. «Tenemos que ser la alternativa. La igualada se va aponer de moda. Y la libertad y la unión. Tenemos que volver a ponerla de moda», remarcó el líder de Ciudadanos que cerró citando a De Gaul: «El patriotismo es lo mejor para tu país y ser nacionalista es odiar a todos los demás».

Un país que Mario Vargas Llosa, participante estrella del acto, llamó a seguir construyendo «más joven, justo y democrático». «Tenemos fe en España y somos optimistas. «Sabemos que el futuro será mejor que su pasado y será la obra de los jóvenes españoles», aseguró el Premio Nobel, quien vaticinó que esa nueva España «se construirá en la unión, la democracia y la libertad». Fundamentó su «optimismo» en la historia propia del país.

«La unidad española, forjada a lo largo de tantas aventuras y cientos de años, no la van a romper los grupos independentista, que quisieran destruir lo que ha sido fraguado con el esfuerzo de tantos españoles a lo largo de los siglos», apuntó Vargas Llosa. «Cómo se puede ser pesimista después de vivir esa Transición, que llenó de asombro y admiración al mundo entero», remarcó el escritor, que subrayo que «si hay un país que no tiene derecho a ser pesimista y debe creer en el futuro es España».