Marín en la sede de Turismo Andaluz de Málaga - I. Ruiz

Andalucía volverá a reactivar sus escuelas de hostelería tras años de abandono

El consejero de Turismo, Juan Marín, ha anunciado que las cinco academias dependientes de la Junta tendrán durante el próximo curso más de 22.000 horas de formación en total

MálagaActualizado:

Andalucía supera cada año récords de visitantes y goza de una cómoda posición entre los mejores destinos vacacionales del mundo. No cabe duda que desde hace años el turismo es un auténtico motor económico en la comunidad autónoma. Profesionalizar y modernizar el sector es «fundamental» para que los datos no decaigan y la región continúe siendo el lugar ideal para pasar las vacaciones. Desde la Junta de Andalucía apuestan por aumentar la calidad de los servicios ofrecidos y reactivar las escuelas de hostelería tras años de abandono es una de las medidas estrella de este nuevo Gobierno.

Las Escuelas de Formación de Cádiz, Islantilla (Huelva), La Laguna (Jaén), La Cónsula (Málaga) y La Fonda (Benalmádena) ofrecerán más de 22.000 horas lectivas en el próximo curso 2019/2020 y 2.150 plazas para profesionalizar el sector turístico andaluz, responsable del 13% del PIB de la comunidad autónoma, que al peso son unos 21.200 millones de euros cada año. Así lo ha anunciado este viernes el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, tras participar en la Mesa del Turismo celebrada en Málaga.

Además, se ha comprometido a que cuando se agote la legislatura estas cinco escuelas hosteleras ofrecerán en total 50.000 horas lectivas, basando su programación en perfiles profesionales especializados, con alta demanda en el sector y ajustados a certificados de profesionalidad. «Son herramientas que nos tienen que servir, no solo para formar, sino para permitir prácticas» ha mantenido Marín quien, «con prudencia» por ser competencia de la cartera de Empleo, ha anunciado que el Centro de Industrias del Ocio, ubicado en el municipio malagueño de Mijas, abrirá sus puertas antes de final de año.

La formación junto con las «mejoras de las condiciones laborales y la relación entre la empresa y el trabajador» son esenciales para que la calidad del turismo en la región despunte. Así, tras reunirse con profesionales del sector en Málaga, Marín ha confirmado que hay un «margen amplísimo» de mejora y que ahora la Junta de Andalucía se encuentra en «la línea de afrontar esos grandes retos» que se han debatido en la Mesa de Turismo.

La «modernización» y la «necesidad de apostar por certificados de profesionalidad» son dos puntos claves, tanto para la Administración como para las empresas. Ese plus en calidad será decisivo para que los visitantes escojan Andalucía como destino de referencia y no países emergentes «muy competitivos en cuanto a precios se refiere». Pese a que los números en la región son excepcionales, no se puede caer en la autocomplacencia. Marín ha advertido que «no podemos dormirnos en los datos que actualmente tiene el turismo en Andalucía», sino buscar maneras para mejorar los servicios.

Ahora con las necesidades del sector y la hoja de ruta marcada, la Consejería de Turismo se ha comprometido a elaborar un informe para sacar conclusiones y ser «más competitivos y tener un empleo de calidad». Así ha agradecido a los profesionales que estén dispuestos a «buscar soluciones de una forma coordinada para el futuro del turismo».

Campaña estival

Bajo el lema «Andalucía no cabe en un anuncio» la Consejería de Turismo ha activado la campaña de promoción turística estival con el objetivo de captar a todos aquellos que viajeros que deciden su destino a última hora, que en datos se traduce al 30% de la población. La oferta cultural, gastronómica, deportiva, de naturaleza o de sol y playa es cada año un atractivo turístico inmenso y la región no quiere que uno de sus motores económicos afloje el ritmo.

Con un plan «muy ambicioso» la Junta de Andalucía ha destinado 600.000 euros a la promoción del destino como lugar de vacaciones. Banner en internet, post en redes sociales, anuncios en cines o televisión, cortes para la radio o publicaciones en revistas especializadas serán los encargados de atraer turismo a la comunidad autónoma, que apuesta por que los andaluces conozcan su tierra y que los españoles acudan al sur del país.

Castilla la Mancha, Bilbao, Madrid o Barcelona son «un potencial turístico concreto que está dando muy buenos resultados» ha aseverado Marín durante la presentación de la campaña en la sede de Turismo Andaluz en Málaga, donde ha estimado que a final de año la región crecerá en un 3% en cuanto a ingresos gracias al sector. Además, confía en que durante julio y agosto la ocupación hotelera pase del 72% actual al 90% de media gracias a esos turistas de «última hora».

«Creo que vamos a vivir un verano y año intenso de buenos datos para el turismo en Andalucía y eso siempre es positivo» y para el consejero es gracias a la «cercanía, diversidad, calidad de la oferta, la atención y, sobre todo, por adaptarnos a las necesidades de los turísticas y profesionales».

Al ser cuestionado por los periodistas sobre la sentencia del Juzgado de lo Social número 12 de Málaga, en la que se obliga a la Junta de Andalucía a pagar a 27 de sus 300 trabajadores los pluses y complementos que les habían sido retirados de forma unilateral por el entonces consejero delegado, el socialista Cristóbal Fernández. Marín ha aseverado que es «lo que toca» y que el Gobierno autonómico va a «acatar de pies puntilla esa sentencia», abonando a los trabajadores las indemnizaciones pertinentes.