Antonio Banderas en la presentación de la urbanización de lujo «Picasso Towers» en Málaga capital
Antonio Banderas en la presentación de la urbanización de lujo «Picasso Towers» en Málaga capital - Jesús Mérida

Antonio Banderas sobre la posibilidad de que Málaga sea sede de los Goya: «Se lo merece»

El actor, que ha acudido a su tierra natal para la presentación de una urbanización de lujo, ha adelantado que el Teatro Público de Nueva York ha pedido «A Chorus Line»

MálagaActualizado:

Málaga y cultura siempre están en boca de Antonio Banderas y van unidas, aún mejor. Abanderado de su tierra y de su profesión, el actor malagueño ha defendido con honor y orgullo que Málaga sea postulante a acoger la gala de los Goya en 2020. Un acontecimiento «perfecto» que la ciudad «se merece» por el compromiso «muy serio» que ha adquirido con el cine español y el cine en español.

«Creo que la ciudad está absolutamente preparada, desde todos los puntos de vista, para acoger a los Goya. Sin duda» ha manifestado este martes Banderas en Málaga, ciudad que ya trabaja para acoger la gran fiesta del cine español. Tanto es así que el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, presentó la semana pasada a la Academia las instalaciones del Palacio de Ferias y Congresos y el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena.

Las conexiones aéreas y de ferrocarril deberían ser puntos extra. Al igual que el clima de la ciudad. La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ya aseguraba que Málaga «tiene muchas condiciones», subrayando que si la capital de la Costa del Sol ha optado y se ha ofrecido contará con «todo el respaldo» de la consejería. Aunque la Junta de Andalucía también es firme defensora de que la región acoja la gala por segundo año consecutivo. El vicepresidente del Gobierno andaluz, Juan Marín, o el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, confían en Málaga como ciudad ideal.

«Málaga lleva más de 20 años celebrando el Festival de Cine en Español más importante de nuestro país y que acoja la gala de los Goya tiene mucho sentido, así que desde este Gobierno apoyamos esta iniciativa» aseguró Bendodo la semana pasada cuando se conoció la postulación. Ahora, toca esperar a que la Academia valore las ciudades que se han presentado y decida su favorita entre Sevilla, Valencia, Palma de Mallorca, Málaga, Bilbao o Zaragoza.

Si finalmente el sol malagueño iluminase la alfombra roja del cine español, «sería perfecto» para Banderas, quien vería cómo se juntan sus grandes pasiones en la tierra que tanto ama y donde en unos meses su Teatro Soho Caixa Bank cobrará vida. El actor ha desvelado este martes que las entradas a la venta se pondrán a la venta «muy pronto» y que el precio medio estará sobre los 35 euros, siendo sobre 18 las más baratas y sobre 70 las más caras.

Pese a los retrasos con las obras, el malagueño ha confirmado que el 18 de octubre sigue en pie como día de la inauguración oficial aunque «la gente tenga que estar de pie». Además, ha anunciado que el Teatro Público de Nueva York, que es donde se estrenó la obra en 1975, «ha pedido» que se represente allí A Chorus Line.

«Probablemente terminemos allí porque los temas de diversidad en EEUU se han convertido en importantes. Es una obra que cambió el paradigma de Broadway y se va a presentar en español, el segundo idioma de la ciudad de Nueva York» ha adelantado Banderas, que ha dejado entrever que el espectáculo tendrá gira y que «existe la posibilidad de sacar la gira a Florida, California y tirar hacia México, Chile o Argentina. Pero todo eso es potencial. Primero hay que construir un éxito porque si no no tenemos nada». Así lo ha manifestado en la presentación de la urbanización de lujo que se está edificando en la capital costasoleña, las «Picasso Towers» de las que él es imagen.

Las Picasso Towers se presentan en sociedad

El actor ha apadrinado la presentación en sociedad de las tres torres de super lujo diseñadas por el arquitecto Carlos Lamela. Tres edificaciones de 21 plantas y 213 viviendas -75 metros de altura en total- que lleva a «soñar una Málaga más grande» ha afirmado Banderas, quien protagonizará un spot y dos piezas gráficas.

Metrovacesa y la marbellí Sierra Blanca Real Estates están detrás de la lujosa urbanización, que supondrá una inversión de 225 millones de euros, a un paso del mar en una «privilegiada situación urbanística y geográfica». Es la costa oeste de la capital costasoleña (Torre del Río) donde ya se pueden imaginar las tres torres que serán diseñadas para «asemejarse al movimiento de las olas del mar», donde la luz tiene prioridad.

Lamela, arquitecto del proyecto, ha defendido la «arquitectura diáfana, fresca y transparente» que primará en las tres torres, que nacen con la pretensión de ser «una referencia para el litoral español». «De repente -Málaga- es una de las grandes ciudades a nivel europeo y una gran referencia a nivel mundial» ha apuntado el arquitecto, quien ha aseverado que cree que «no somos conscientes de lo que se ha hecho en Málaga» en los últimos años y en lo que se ha convertido. Ahora albergará el proyecto «más importante de la línea de costa de la Península Ibérica».

Presentación de las Picasso Towers en Málaga
Presentación de las Picasso Towers en Málaga - Jesús Mérida

La creación de las Picasso Towers son «un punto de inflexión en el turismo residencial», que darán «calidad» a la capital costasoleña y su turismo. Así ha comenzado su intervención el gerente del proyecto, Miguel Fajardo, quien las ha definido como «una nueva forma de hacer viviendas de lujo». Innovación, calidad, sostenibilidad, tecnología y mucho lujo que comenzarán a tener vida en 2021 cuando se lance la primera promoción.

«Nos va a dar un plus en cuanto a calidad de arquitectura, urbanística, turística y residencial» ha afirmado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien no ha dudado en hacer un hueco en su agente para acudir a la presentación en sociedad de las PIcasso Towers. De la Torre, quien ha aseverado que la ciudad ofrece «la alfombra roja para proyectos» de este calibre, ha confirmado que ya hay inversores tecnológicos que se han lanzado con la compra de algunos de los pisos.

El complejo urbanístico contará con 86.963 metros cuadrados. Albergará un total de 213 viviendas de entre 132 metros cuadrados y 404 metros cuadrados. Estas dispondrán de amplias terrazas con vistas a la costa malagueña. La primera torre llamada «Living», la segunda será conocida como «City» y la tercera la bautizarán como «Vision». Los tres edificios contarán con tres piscinas –una climatizada y dos exteriores–, spa, gimnasio, sala de cine privada, ludoteca, área de coworking y hasta guardería.

Las viviendas serán inteligentes y adaptadas a las últimas tecnologías, tendrán disponibles hasta una aplicación móvil para gestionar reservas o citas de la persona que resida en ella, ya que es un complejo diseñado para ser vivienda de altos ejecutivos que recalen en la Costa del Sol. La previsión es que sirvan de acomodo a un cliente nacional en un 80 por ciento, sobre todo para aquellos empresarios del mundo tecnológico que recalen en Málaga para trabajar en compañías del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

Habrá un espacio de oficinas de 1.000 metros cuadrados y se dispondrán locales comerciales de unos 500 metros cuadrados. Es un complejo que transformará la realidad de la zona. Según Pedro Rodríguez, consejero delegado de Sierra Blanca Real Estates, la zona puede llegar a convertirse con las inversiones adecuadas en «la Milla de Oro de Málaga». Para ello receta proyectos «icónicos» que atraigan a grandes inversores y proyecten una mejor imagen internacional. Las expectativas de las dos promotoras son finalizar este complejo completo en 2023, aunque está previsto que las primeras viviendas comiencen a entregarse a finales de 2021.