Apuñala a su novio en Mijas y dice que quiso matarlo por «terrorista»
Apuñala a su novio en Mijas y dice que quiso matarlo por «terrorista» - AUGC
AGRESIÓN

Apuñala a su novio en Mijas y dice que quiso matarlo por «terrorista»

La mujer fue detenida por un homicidio en grado de tentativa al perforar el pulmón de su pareja con un cuchillo de cocina

MijasActualizado:

Estaba dormido cuando sintió una punzada en el pecho. Se despertó lleno de sangre y pidió auxilio a sus vecinos portugueses. Estos llamaron a Emergencias 112, alertando de los gritos del hombre sobre el que dijeron que tenía sangre en abundancia. El aviso llegó sobre las 0.45 horas del jueves. Pedían ayuda en la calle Zeus de la urbanización Riviera del Sol y pintaban un panorama trágico para esa madrigada. Al lugar de los hechos se envió a una dotación de la Guardia Civil del puesto de Mijas, que se encargó de abrir las diligencias sobre lo ocurrido y determinaron que el varón había sido apuñalado por su novia, con la que convivía en ese mismo domicilio y que fue detenida tras confesar.

En el portal, los agentes encontraron a un hombre tendido boca arriba sobre un charco de sangre. Tenía una herida en el pecho y, antes de determinar el alcance de la lesión, vieron que el sangrado era abundante. Los primeros auxilios se los hizo esta pareja de la Guardia Civil, antes de que llegaran los servicios sanitarios. Los dos agentes en el lugar de los hechos fueron los que salvaron la vida a este varón. Taponaron la herida para que no perdiera más sangre y esperaron a que la ambulancia lo trasladara al hospital más cercano. En este caso al Costa del Sol de Marbella.

Una vez comprobada su identidad, se averigua que la víctima tiene 51 años y que su domicilio está en ese mismo portal. Al encontrase consciente y estable, la Guardia Civil le pregunta por lo ocurrido y es cuando narra la agresión. El hombre señaló, antes de ser evacuado, que estaba acostado en su casa y que su pareja sentimental le había apuñalado sin mediar ningún motivo. Tras darse cuenta de lo que había sucedido, la víctima explicó que se había ido a la calle a avisar a sus vecinos portugueses que están de vacaciones en el mismo complejo. Ellos fueron los que llamaron al 112.

Con el hombre ya en el hospital recuperándose de la perforación de uno de sus pulmones, los agentes en el lugar de los hechos iniciaron las pesquisas oportunas para averiguar si el relato del apuñalado era real. Lo primero fue detectar que desde el lugar donde estaba tumbado hasta el domicilio donde residía había varios restos de sangre, que marcaban una macabra ruta. Hallaron manchas por las paredes de los dos primeros pisos y el rellano, hasta llegar a la vivienda que marcaba su DNI.

La novia confiesa

La casa estaba abierta y las manchas de sangre seguían estando en el interior, donde también encontraron escondida a la novia del agredido. Se trata de una mujer de 41 años –diez menos que la víctima–. Los agentes le preguntaron a esta mujer sobre lo ocurrido y le pidieron que mostrara el arma con el que habría apuñalado presuntamente a su novio. Ella les indicó que el cuchillo de cocina con el que se habría cometido la agresión estaba encima de la mesa del comedor. Al cogerlo, los investigadores comprueban que tiene restos de sangre en la hoja y lo confiscan como prueba para analizar.

Ante las evidencias y las preguntas de la Guardia Civil, la mujer admite que ha sido la autora de la puñalada a su novio. Es cuando relata que su intención era matarlo porque «es un terrorista». Después de este relato, los agentes proceden a la detención de la agresora por la comisión de un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa.

El caso ha llevado a la Asociación Unificada de la Guardia Civil a pedir más cursos de primeros auxilios en el cuerpo. Exigen una mejor preparación de los agentes para momentos en los que tengan que practicar maniobras para salvar la vida de personas, como ha sido este caso en la madrugada de ayer.