Efectivos del Cuerpo de Bomberos sofocando el incendio de un turismo en Torremolinos
Efectivos del Cuerpo de Bomberos sofocando el incendio de un turismo en Torremolinos - ABC

«Se bajaron a comprar tabaco y el coche empezó a arder»

La rápida actuación de los bomberos ha evitado que haya heridos tras incendiarse un turismo en Torremolinos

MálagaActualizado:

Torremolinos estaba empezando a despertarse, la festividad en el municipio ha propiciado que los despertadores tarden más en sonar. El 16 de julio es el día de la Virgen del Carmen, patrona de la localidad, y en pleno verano la cama gusta más. Ángel Escalada ya estaba abriendo la persiana del Bar Los Valles, como de costumbre, para dar los desayunos. El reloj apenas marcaba las ocho pasadas cuando dos hombres dejaron el coche en doble fila para comprar tabaco en el kiosko de enfrente. «Se bajaron a comprar tabaco y el coche empezó a arder». Primero salió humo y luego fuego.

Fueron cuestión de segundos. La dueña del kiosko, Antonia, ofreció sus botellas de agua para intentar controlar el incendio, que podía perjudicar a los locales y a los coches próximos al turismo. Ángel no dudó en refugiarse y volver a echar la persiana del bar. Fuego y gasolina son una combinación explosiva que podría haber terminado en tragedia. «Menos mal que los bomberos llegaron rápido» se alegra uno de los dueños de Los Valles, situado en la Avenida Joan Miró en el centro de la localidad costasoleña.

Con el susto aún en el cuerpo, cuenta a ABC que fue el propio conductor quien llamó rápidamente en los servicios de emergencia. «El toldo del kiosko ya había empezado a arder y el coche de atrá

El toldo del kiosko calcinado tras el incendio
El toldo del kiosko calcinado tras el incendio - ABC

s está destrozado». Efectivos del Cuerpo de Bomberos de Torremolinos y agentes de la Policía Local han sido los encargados de que el incendio no pasase a mayores y se tuvieran que lamentar heridos o más daños materiales.

El capó del Citroën C4 Picasso, donde viajaban los dos hombres de unos 60 y 40 años, ha quedado completamente calcinado, al igual que la luna delantera y las cuatro puertas. Los profesionales sospechan, aunque no es a ciencia cierta, que ha podido ser la batería del vehículo, que en este modelo se encuentra bajo el asiento del conductor. Las llamaradas, que han alcanzado el morro de la furgoneta de atrás, ha sido rápidamente controlada por los bomberos, que han tenido que acordonar la zona y el kiosko.

La festividad de la Virgen del Carmen, la hora del suceso, la estación del año y las pocas personas que se encontraban en la calle ha sido clave. Al igual que justo en ese momento decidieran bajarse del coche a comprar tabaco. Es una de las pocas veces que este vicio ha salvado vidas.