Antonio Banderas conversa con dos de los chicos de las audiciones
Antonio Banderas conversa con dos de los chicos de las audiciones - Francis Silva
Teatro

Antonio Banderas selecciona el elenco de «diamantes» que cumplirá su sueño teatral

Esta semana se ha configurado el reparto de «A Chorus Line», la obra que elevará el telón del Teatro del Soho Caixabank a mediados de octubre

Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la puerta de la sala de audiciones de la Escuela Superior de Artes Gráficas de Málaga, Antonio Banderas conversa con dos jóvenes artistas que se despiden tras hacer las pruebas para «A Chorus Line», la obra que subirá el telón del Teatro del Soho Caixabank de Málaga a mediados de octubre. Les desea suerte y les aconseja para el futuro. El actor dice que tienen que valorar todo lo que han visto durante estos días, los abraza, da las gracias y se despide explicándoles que el nuevo teatro tendrá un «banco de artistas» en el que están incluidos para obras futuras, aunque no logren entrar en este primer montaje.

Son dos de los 48 chicos que han participado en la selección final para este musical esta semana. Sólo 20 serán seleccionados, a los que se suman 7 ó 8 suplentes. «Ellos son los que más van trabajar, porque se tienen que preparar tres o cuatro papeles. Trabajarán por la noche en la actuación, pero también durante el día para preparar más registros», afirma el actor, que dice que luego estarán los descartes, que seguirán en cartera para lo que haga falta. «Al resto ya les conocemos y los llamaremos para otras obras», asegura un Antonio Banderas sorprendido por el talento que ha tenido que valorar.

Diana Bonafau fue probada en varios papeles
Diana Bonafau fue probada en varios papeles - F. Silva

Al acabar, salió de la sala, donde le esperaban todos los chicos, para darle una ovación que le saltó las lágrimas. «Ha sido como ir hallando diamantes por el campo», remarca el actor, que narra la historia de una chica de 20 años «que es un escándalo» bailando y en la que tiene esperanzas de ver una estrella futura. «La seleccionaremos como suplente, bailará en la primera coreografía y luego la tendremos aprendiendo, para quitarle la timidez y sacar lo mejor. La vamos a entrenar, porque en dos o tres años será una superestrella», afirma Banderas.

El actor reconoce que la idea era escoger a los mejores y las vacantes suplirlas con artistas de musical traídos de Estados Unido. «No ha hecho falta. El reparto va a ser todo seleccionado en España por el gran talento que tenemos», afirma Banderas, que con el equipo de dirección no sólo ha valorado, sino integrado a los chicos en el espíritu del musical, que narra el montaje de una obra de teatro. «Es una audición frente al público», asevera el intérprete, que reconoce que la selección le sirve para preparar su papel de Zach, el director de la obra.

Las pruebas eran un baile jazz y un ballet. «Ahí veíamos quién sabía bailar y se hacía el primer descarte». A los que pasaban les tocaba cantar. Se les veía los registros y se les dio el personaje con su historia, porque son personas reales dramatizadas. Conocieron su vida y la última prueba era ya con los papeles asignados y afinados al piano, aconsejados por la dirección y pulidos para dar lo mejor de cada uno. Incluso se los ha llevado a cenar en Málaga para conocerlos mejor personalmente.

Daniel Delyon llegó desde Francia para hacer las audiciones
Daniel Delyon llegó desde Francia para hacer las audiciones - F. Silva

Diez años lleva probando en diferentes «castings» Daniel Delyon, que llegó de Francia para participar en la obra. «Mi personaje es Richi, un chico que se siente orgulloso de ser negro, es muy irónico y se reivindica frente al racismo», señala este artista, que tiene la esperanza de ser seleccionado porque quiere seguir mejorando junto a Antonio Banderas. «Es una persona que te hace sentirte cómodo cuando está trabajando», añade el artista.

«Nos hemos sentido respetados en nuestro esfuerzo y se nos ha tratado con mucho cariño. Es la experiencia más grande de mi vida», dice entre lágrimas de emoción Diana Bonafau, que llegó desde Logroño para demostrarse que puede trabajar en un musical y a la que han probado en varios personajes.

Con el reparto de actores asignado, el sueño de Banderas de ver alzarse el telón está más cerca. «Estaré en escena abstraído de todo, pero el momento será cuando termine la obra», reconoce el actor, que dice que será el instante en el que sea consciente de lo conseguido. «Ya soñaba con tener un teatro en los años 70. Es el sueño de mi vida», abunda Banderas, que define al teatro como «la mujer que siempre le ha querido mucho y ha abandonado», antes de confesar que su época profesional más feliz en Estados Unidos fue el año de «Nine» sobre las tablas de Broadway.