Bomberos de Málaga durante un altercado - ABC
SUCESOS

Los bomberos rescatan a una niña atrapada por fuera de un balcón en Málaga

Se encontraba al filo de la barandilla en un octavo piso asomada de rodillas y, finalmente, todo quedó en un enorme susto

MálagaActualizado:

Los bomberos de Málaga intervinieron este pasado miércoles, sobre las 20.20 horas de la tarde, para rescatar a una menor atrapada en la fachada de un edificio de la capital. La niña de cinco años de edad estaba aferrada por fuera al balcón de su domicilio en el Pasaje Virgen de Belén en la zona de carretera de Cádiz, según el 112. Se encontraba al filo de la barandilla. Estaba asomada de rodillas, según confirmaron a Europa Press los servicios de Emergencias.

Al lugar de los hechos acudieron los efectivos de Bomberos y la Policía Nacional, que comenzó una investigación sobre lo sucedido. «No hay detenidos. Los investigadores que se hicieron cargo del caso no aprecian indicios de delito» explican fuentes de la Policía. Todo apunta a que se trata de un descuido, que acabó en un enorme susto.

La niña salvada es parte de una familia con nueve hermanos a cargo de una madre separada, según las informaciones llegadas a ABC. La progenitora salió con todos sus hijos de la casa para ir a hacer unos recados. Al menos eso creía, que relató al equipo de salvamento como los había preparado uno a uno para salir. Sin embargo, la pequeña se despistó del grupo antes de irse de la vivienda.

Octavo piso

Según las fuentes consultadas, se encontró sola en casa e intentó salir. Al no lograrlo, se fue hacia el balcón. Trató de avisar de que estaba sola, pero nadie la escuchó por la altura. El cuerpo le venció y se quedó atrapada entre la barandilla del balcón por fuera, apoyada en la pequeña repisa que sobresale del balcón. Al regresar su madre y sus hermanos, poco tiempo después, vio a los Bomberos con la escala desplegada hasta el octavo piso, donde estaba su vivienda.

La alertaron de que la que estaba en la cornisa era una de sus hijas. Vio que era su casa, recontó a los pequeños y se dio cuenta de lo que había sucedido. Afortunadamente, el equipo de rescate pudo alcanzarla con éxito y meterla en la cesta de la escala del camión para bajarla y entregarla, tras unos minutos eternos, a su madre sin más consecuencias que un enorme susto.