Calle Trinidad, donde está el edificio que ha sido incendido por un «okupa» que no quería ser desalojado
Calle Trinidad, donde está el edificio que ha sido incendido por un «okupa» que no quería ser desalojado - Archivo
INCENDIO

Una bronca entre «okupas» acaba con un incendio en un edificio de Málaga

Tras recibir una oferta para el desalojo el inmueble se crearon dos bandos y uno de los habitantes decidió quemar el edificio

MálagaActualizado:

Vieron el edificio vacío y decidieron «okuparlo» para vivir en Málaga. Estaban en un barrio degrado de la ciudad, donde su actividad y su convivencia se había normalizado con el tiempo, con mas o menos problemas. Se instalaron a vivir allí, hasta que una pelea entre ellos acabó con el inmueble pasto de las llamas. La Policía Nacional ha detenido a uno de los habitantes por ser quién provocó presuntamente el incendio el pasado 3 de mayo. Es un joven de 36 años que se resistió a irse del inmueble.

Según los investigadores, esta persona es uno de los «okupas» del barrio de la Trinidad, concretamente del edifico quemado, que está la misma calle Trinidad. Había tomado posición en pleno corazón del barrio, entre la iglesia de San Pablo y la conocida Hermandad del Cautivo, seña más identificativa de esta barriada.

La Policía Nacional cree que el investigado vivía junto a varios grupos de okupas en el inmueble y que estos habían recibido una oferta de desalojo de la empresa propietaria del edificio. Aquella proposición creó bandos entre los que se habían instalado allí de forma clandestina y sin permiso de los dueños del inmueble.

Al final, según lo reportado por los investigadores, hubo dos facciones diferenciadas. Por un lado, estaban lo partidarios de aceptar la propuesta y marcharse. Por otro lado, estaban también los detractores de un acuerdo con la propiedad y que quería resistir en el edificio para no ser expulsados. El arrestado estaba, según la investigación, en el grupo de los que se negaban a irse del lugar.

Amenazo a sus detractores

Hubo tensiones entre ellos y peleas. Tras un altercado con otros «okupas» partidarios del desalojo, amenazó con provocar un incendio. Supuestamente, según la información recabada por la Policía Nacional entre los moradores de este edificio malogrado, dijo que iba a prender fuego al inmueble. «Llevó a cabo sus amenazas, prendiendo fuego al edificio la noche del día 3 de mayo», afirma la Policía Nacional que aseguraron su compañaros.

Al lugar tuvieron que acudir dotaciones de la Policía Nacional, Policía Local y Bomberos. Una vez sofocado el fuego se hizo cargo de la investigación la Brigada Provincial de Policía Científica, para poder determinar la etiología y responsabilidad del incendio. Los resultados científicos determinaron que el fuego había sido provocado. Las indagaciones practicadas por los agentes encargados del caso concluyeron con la identificación y detención de este individuo como supuesto artífice de un delito de incendio.