El pueblo de Totalán se ha volcado en el rescate del pequeño Julen - EFE

La carta viral sobre el rescate de Julen del pozo de Totalán

Sergio Acedo, sevillano afincado en Málaga, es el autor del post que da fuerzas a toda España en las horas decisivas del rescate del pequeño malagueño

La Guardia Civil a los 10 días de rescate: «Los padres de Julen son un ejemplo de aguante y superación»

SevillaActualizado:

Hasta en las situaciones más tristes, pese a la desesperanza y la agonía, cuando a duras penas quedan fuerzas y ánimo, sobresalen sentimientos positivos como la empatía y acciones motivadoras como la solidaridad. El rescate de Julen, el niño de dos años y medio que cayó a un pozo de la zona del Dolmen del Cerro de la Corona, en Totalán (Málaga) el pasado domingo 13 de enero, ha generado esa amalgama de sensaciones que a pocos ha dejado indiferente.

Una localidad volcada con los familiares y los efectivos que trabajan en el operativo de búsqueda del pequeño, un país pendiente al minuto de los avances del caso y un mundo entero a la espera de poder dar la noticia de que en ese monte de un pequeño pueblo de la Axarquía malagueña se ha obrado el milagro.

«Todos estamos de acuerdo en lo importante», ataja Sergio Acedo, el nombre que firma la carta más emotiva y conciliadora de todos los mensajes que ha suscitado el caso de Julen. También la más compartida en redes sociales, la gran comunidad del mundo globalizado. La subió el 20 de enero y, en el momento de la publicación de este reportaje, llevaba 117.000 me gusta y 170.000 compartidos en Facebook.

«La gente de este país es la hostia [...] hemos demostrado una vez más que cuando queremos nos da igual todo lo demás», escribe en este post que ha llegado a numerosos rincones del planeta. «Me ha escrito gente de Chile, Perú, Australia...», cuenta Acedo, un sevillano de nacimiento y residente en Málaga que no pudo contenerse al ver en el telediario dos noticias bien diferentes. Una sobre el rescate de Julen y, a continuación, «otra de independentistas catalanes ahondando en la división y el enfrentamiento».

Sergio Acedo reconoce sentirse algo «sobrepasado» ante la enorme repercusión de su carta. Unas palabras que nacieron de la «indignación» que le produce ver «cómo muchos políticos se dedican a crear problemas en vez de solucionarlos, en contraste con la gente de a pie, que es mucha más solidaria y entregada de lo que nos quieren hacer ver».

A él, técnico de sistemas de seguridad, el caso le ha tocado especialmente el alma. Es padre de dos chicos de 15 y 9 años, vive en Málaga desde hace tres décadas y, por su profesión, se enfrenta a diario con problemas técnicos en proyectos sin planteamientos previos. «Estamos anestesiados con las películas de acción. La realidad es mucho más complicada», comenta el autor de la carta.

En ella, tras detallar la grandeza técnica y humana de todos los que están colaborando en el rescate del niño malagueño, Acedo termina con el mensaje que le emanó de las entrañas viendo aquel día el telediario:

«El día que todos entendamos que esa debería ser siempre la actitud, ese día empezaremos a ser un gran país. Mientras no les demos una patada en el culo a quienes hacen del enfrentamiento y la división su modo de vida, seguiremos poniéndonos piedras en el camino a nosotros mismos».

La misma idea con la que Acedo responde a ABC en una de las múltiples entrevistas que le han solicitado estos días. «Mujeres contra hombres. Catalanes contra españoles. Españoles contra catalanes. Veganos contra carnívoros. Todos contra todos, y de repente, ves a todos juntos ante lo verdaderamente importante».