Juanma Moreno y Pablo Casado, en Málaga
Juanma Moreno y Pablo Casado, en Málaga - EFE
ELECCIONES EN ANDALUCIA

Casado contesta a Susana Díaz que es ella quien «mancilla» Andalucía con la corrupción del PSOE

El dirigente del PP pide a los socialistas que pidan perdón por gastarse el dinero público en «prostitutas, cocaína y mariscadas»

MálagaActualizado:

La corrupción es el eje sobre el que pivota el inicio de la precampaña de las elecciones en Andalucía. Escándalos que han servido a Pablo Casado para devolver la bofetada a la presidenta de la Administración regional, Susana Díaz, después de que esta aseverara que Pablo Casado había mancillado Andalucía al hablar de que los 40 años de PSOE eran una «anomalía». El escándalo de los ERE y los gastos en varios clubes de alterne con las «tarjetas black» de la Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe) ha servido para devolver la pedrada dialéctica. «Quien mancilla Andalucía es Díaz y el PSOE con los casos de corrupción», le espetó Casado en su primera aparición en esta precampaña este pasado domingo en Málaga.

Pablo Casado remarcó los casos corrupción y los dos presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán sentados en el banquillo de los acusados por los ERE que son, según el popular, «900 millones malversados en comprar voluntades o en juergas», a lo que añadió los 32.000 euros de la Faffe en un «puticlub». «Me daría vergüenza presidir una Junta en la que ha habido miembros que se han gastado el dinero en prostitutas, cocaína, mariscadas», afirmó Pablo Casado, que añadió: «No sé cómo no salen a pedir perdón». Exigencia de solicitud de indulgencia ante los andaluces que Casado cree que debe hacer también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al tratarse de la corrupción de miembros de su mismo partido político.

Y siguió a la carga con Susana Díaz, que vio en las palabras de Casado sobre la falta de alternancia política una humillación a los andaluces. «Quien humilla a los andaluces es quien los hace ir a la cola del paro, quien los tiene con lista de espera en los hospitales y en barracones en colegios a 40 grados, que son como saunas», reprochó Pablo Casado, que acusó a Susana Díaz de provocar que Andalucía haga «el ridículo a nivel internacional por tener los casos más sangrantes de corrupción».

«Es el PSOE el que quita el dinero a los andaluces, luego lo reparte en ayudas sociales y les pide que les den las gracias»

Son algunas de las razones dadas para sentenciar que «el socialismo no le ha dado nada a Andalucía». «Si hay más paro, más desigualdad y más deuda es por culpa del PSOE. Los que volverán a decir que estamos mal por el resto de España», señaló Casado, que dijo que apoyar al PSOE en Andalucía es «votar el mismo fracaso, deuda, paro, desigualad, una red clientelar y una corrupción sistémica». Por eso dijo que «ha sobrado Junta» y apostó por un Gobierno regional en que haya «más Andalucía y menos Junta». «Menos impuestos y burocracia. La Junta lo ha copado todo. Es el PSOE el que quita el dinero a los andaluces, luego lo reparte en ayudas sociales y les pide que les den las gracias», concluyó Casado, que dijo que para el cambio de modelo solo se puede apostar por Juanma Moreno, candidato popular.

Moreno había aprovechado, momentos antes, para cargar contra Susana Díaz y también devolverle algunos recados dialécticos con la corrupción como centro del debate. La presidenta dijo que era «indigno» que el PP hiciera una rueda de prensa en la puerta de un club de alterne de Sevilla para denunciar el gasto que cargos socialistas de la Junta de Andalucía habían hecho en ese establecimiento abonados con el erario público. «Es indigno que representantes públicos vayan con dinero público a un ‘puticlub’», contesto Juanma Moreno, presidente del PP andaluz.

Ante esto, proclamó que el PP es «la única garantía de cambio» en la región. «Los únicos que no vamos a pactar con el socialismo de 40 años. No vamos a hacer concesiones a los que han empobrecido Andalucía», subrayó Moreno, que recordó como Ciudadanos, «un partido bajo el eslogan de cambio», ha servido para «sostener» 40 años de «malas políticas» del PSOE andaluz. «El voto a Podemos también va al PSOE», remarcó Moreno, que dijo que «la única garantía de éxito» es el Partido Popular.

«Andalucía es donde menos se invierte por habitante, donde los médicos cobran menos y se gastan el dinero de todos nosotros en ‘puticlubs’»

Un cambio en una tierra que se destacó, no ha estado gobernada nunca por nadie diferente al PSOE, que la ha convertido en «la peor». «Es donde menos se invierte por habitante, donde los médicos cobran menos y se gastan el dinero de todos nosotros en ‘puticlubs’». Es lo que hay después de 40 años», reflexionó Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, que estuvo precedido de un enérgico Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, que destacó los 100.000 millones de euros que Europa ha invertido en Andalucía para que el PSOE cometiera «un atentado a la igualdad» y que sirvieron para «consolidar la desigualdad».

El acto se celebró con motivo del Día de la Hispanidad (12 de octubre) y con la certeza de que, desde Andalucía, se debe «contribuir a fortalecer España». Por lo que Juanma Moreno también reprochó que el PSOE andaluz no se enfrente a Pedro Sánchez por sus cesiones a los independentistas. «Susana Díaz traiciona a los andaluces», afirmó Moreno, que dijo estar orgulloso de ciudadanos que en una revolución silenciosa cogieron una pulsera con los colores de España o sacaron banderas al balcón.

Ciudadanos que luchan contra el independentismo en Cataluña, donde «no se puede vivir sin que te insulten o amenacen», apuntó Pablo Casado, que pidió la aplicación del 155 otra vez en Cataluña y planteó la recuperación de algunas competencias claves como la Educación, la Sanidad, la Policía o Instituciones Penitenciaras por el Estado. Otra intervención en Cataluña aparejada de una aplicación de la Ley de Partidos para aquellos que amparan la violencia en las calles y una intervención de la financiación de estos grupos y de los Comités de Defensa de la República (CDR).