Lectura del manifiesto en apoyo a Borja en el municipio malagueño de Fuengirola
Lectura del manifiesto en apoyo a Borja en el municipio malagueño de Fuengirola - Isabel Ruiz
BORJA

La concentración de Vox en apoyo de Borja apenas reúne a varias decenas de personas

La formación se mantiene firme en su petición de que se le conceda el indulto al joven condenado por defender a una mujer de un atraco

MálagaActualizado:

Vox se ha volcado con Borja y su caso. Desde que se conoció la pena impuesta al joven; de dos años de cárcel y una multa económica de 180.000 euros, tras ser acusado de homicidio por imprudencia grave; han lanzado varias campañas de apoyo, entre ellas el crowfunding para recaudar la cuantía impuesta. El último acto ha tenido lugar en la tarde de este viernes en Fuengirola, donde ocurrieron los hechos. Varias decenas de personas, en su mayoría afiliados y cargos del partido, se han reunido en la plaza de la Constitución, donde se ha leído un manifiesto en el que han mantenido que ojalá no «haya Borjas que miren para otro lado».

Desde la formación liderada por Santiago Abascal temen que la pena que ha recaído sobre el joven paralice la actuación de aquellos que vean casos similares. «Si un día somos nosotros o nuestros hijos los que estamos en peligro y necesitamos ayuda, que no haya un Borja que decida mirar para otro lado para evitar acabar en la cárcel» ha aseverado el coordinador de Vox en Fuengirola, Antonio Luna, durante la lectura del manifiesto.

Pese a que muestran su «apoyo a la acción policial», consideran, tras haber leído ambas sentencias, «que la acción de Borja» no merece tal castigo. Un fallo que desde Vox no comparten, pues defienden que se le debería reconocer que actuó en «legítima defensa», eximiéndole así de la pena. «Vamos a conseguir que no entre en prisión».

Borja, quien ha agradecido personalmente a Vox el apoyo mostrado, no quiere solicitar el indulto, que fuentes del Gobierno central se comprometieron a estudiar si la petición termina llegando. Pedirlo sería, según se afirma desde su defensa, reconocer la comisión de un delito que siguen sosteniendo no fue tal. «Si la Justicia me mete en prisión, que lo haga, pero ha de constar que yo no tuve intención de causar ninguna muerte», ha defendido Borja ante su letrado.

Ante la negativa del joven, el indulto podría llegar por otra vía; mediante la solicitud de un grupo parlamentario en el Congreso. Así lo ha aseverado a los periodistas el presidente provincial del partido, Enrique Lara, quien también ha acudido a la concentración junto con otros concejales de la formación de Torremolinos, Benalmádena, Rincón de la Victoria y Benahavís, así como el parlamentario andaluz Eugenio Moltó.

De dirigir el caso a apoyarle

Luna ha reconocido que estaba al frente de la investigación del caso de Borja cuando sucedió el 8 de febrero de 2015. Ahora es coordinador de Vox en Fuengirola y el convocante de la concentración en su apoyo. «Como policía de homicidios de Fuengirola, participé en ese como en otros. Investigué para esclarecer los hechos. Faltaría más que no lo hiciera. Cualquier policía lo hubiese hecho en el mismo caso».

Luna no ha querido dar más detalles, puesto que la convocatoria tenía como finalidad «apoyar el indulto» y reivindicar que «este tipo de sentencias no vuelvan a suceder para que se ampare a esas personas que ayudan a terceros de manera humanitaria». Además, desde Vox Málaga han asegurado haber invitado a otras formaciones al acto pero, al parecer, no han obtenido respuesta.

Respecto al crowdfunding, tanto Luna como Lara han agradecido a la sociedad española las aportaciones económicas donadas para sufragar la multa del joven. En total se han recaudado 120.482,93 euros que en la mañana de este viernes han sido depositados en el juzgado de lo Penal número 9 de Málaga.

Por el momento, parece que la historia de Borja tiene algo de luz y es que la Fiscalía de Málaga ha informado a favor de suspender dicha pena, ratificada el pasado mes de abril por la Audiencia de esta provincia y que le iba a obligar a entrar en la cárcel de manera inminente. Así ha respondido el Ministerio Fiscal al recurso presentado por el abogado del muchacho, que tenía 22 años de edad cuando en febrero de 2015, al salir de la discoteca en la que trabajaba, se topó con el brutal atraco.

Según el abogado del joven, Alfredo Herrera, la orden de ingreso en prisión se debía precisamente porque no abona la responsabilidad civil ya que cuenta con los otros dos requisitos para no entrar en la cárcel: una pena no superior a dos años y ausencia de antecedentes penales. Así, recuerda que han propuesto que pague 250 euros mensuales, lo que califica como «una condena para el resto de su vida». Por el momento, Borja ha depositado 6.000 euros y, paralelamente, la campaña de crowdfunding lanzada por Vox.

Los hechos probados

Hace cuatro años el joven, que entonces tenía 22 años, acudió a la llamada de auxilio de una mujer a la que estaban pateando en la cabeza por intentar robarle el bolso. Borja corrió tras el agresor y, tras un forcejeo, le propinó dos puñetazos que provocó que días más tardes el hombre falleciese.

La víctima era una limpiadora del hotel Las Palmeras y los agresores, una pareja. Ambos buscaban como motín el bolso de la mujer, quien recibió patadas en la cabeza. Tal y como se refleja en la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga, Borja salió corriendo tras el agresor para recuperar el bolso sustraído. Tras alcanzarlo y, «ante la negativa de éste de entregar el bolso, se produjo un forcejeo entre ambos en el curso del cual el acusado, siendo consciente de las graves consecuencias que podría causar con su acción, aunque sin pretender ni consentir la efectiva producción de las mismas, propinó a aquél dos puñetazos».

La acción terminó con la caída al suelo del ladrón, sufriendo un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral, que le provocó la muerte dos días después, el 10 de febrero de 2015. La sentencia dictaminó un delito de homicidio por imprudencia grave, condenando al joven a 2 años de cárcel y una multa de 180.000 euros a las hijas del fallecido.