Los hechos se originaron en una discoteca de Puerto Banús
Los hechos se originaron en una discoteca de Puerto Banús - ABC
Sucesos

Cuatro porteros detenidos por dar una brutal paliza a un joven en una discoteca de Marbella

La pelea se originó en la discoteca «Kube» de Puerto Banús y hay un chico hospitalizado por heridas graves

MarbellaActualizado:

La bronca comenzó en el interior del local. Un grupo de amigos se encaró con otra mesa en la madrugada del viernes al sábado en la discoteca «Kube» de Puerto Banús en Marbella. Las palabras fueron a más. Los porteros intervinieron y uno de los clientes ha acabado en el hospital grave.

Primero ingresó en el Costa del Sol en Marbella, pero luego fue trasladad a la capital para ser intervenido. Hay cuatro porteros detenidos por la Policía Nacional, que pasarán este lunes a disposición judicial, según la confirmación de las propias autoridades.

Algunos serían expertos luchadores, entrenados en la disciplina de artes marciales mixtas. Se les achaca un delito de lesiones, según fuentes de la investigación. La pelea se habría originado dentro, pero la intervención de los agentes se produjo «en la puerta de la discoteca». Allí encontraron a Ángel –como se llama la víctima– muy mal herido.

Dado por muerto

Uno de los reportes llegados a ABC sobre este suceso, habla de que el chico podría perder uno de sus ojos, ingresó con costillas rotas y un pulmón encharcado. Según el relato ofrecido, habría perdido la dentadura y la mandíbula la tendría rota, al menos, por tres partes.

Al chico le habrían dado por muerto en un principio, hasta que llegaron los servicios sanitarios. Fuentes cercanas al herido aseguran que fue arrojado a la calle por la puerta de atrás de la discoteca en un estado de inconsciencia.

La Policía Nacional está investigando el origen y las causas por las que se desarrolló esta pelea. Entre otras pesquisas, se ha llevado a cabo un visionado de las cámaras de seguridad del propio local, que han sido entregadas por «Kube» como prueba de lo ocurrido.

Según la versión de la discoteca, fueron los clientes los que agrediaron a los porteros. A uno le pegaron una catenaria y a otro lo intentaron apuñalar con un botella. Dos de las cuatro personas de seguridad se habrían visto rodeadas por un grupo de varios individuos. Fue cuando «se defendieron» y la noche acabó con una personas en el hosptial.