Jennifer López durante el tema «Dinero»
Jennifer López durante el tema «Dinero» - SUR / HUGO CORTÉS (Desde fuera del recinto)
MÚSICA

Cumpleaños feliz de Jennifer López en Fuengirola

La diva aunó a más de 14.000 personas en el Castillo Sohail para celebrar sus 50 años con «It’s my party tour»

FuengirolaActualizado:

La playa abarrotada de aquellos que no podían permitirse los precios de las entradas, y muchos menos los de la reventa. Todo por escuchar a Jennifer López en su único concierto en España. Dentro más de 14.000 almas esperaban a la gran fiesta. Esa que la «diva del Bronx» ha decidido montar por el mundo por sus 50 años. Medio siglo de belleza latina y talento derrochados sin límites desde el primer instante. Belleza oculta, eso sí, a los focos de la prensa por las restricciones de acceso a los medios gráficos por parte de la organización.

Dentro miles de móviles trataban de captar cada instante de un «show» de súper estrella. Esa que también aprovecha la ocasión para promocionar antes del concierto su próxima película, «Hustler», que estrena el próximo 12 de septiembre, su faceta de «coach» en el talent «World of Dance» o a Guess, la marca de la que es imagen. Y un video en el que JLo es una niña que sueña con ser artista y ve cumplidos sus sueños de convertirse en mega estrella mundial. Sobre la cama, con un antifaz para que no le moleste la luz, una voz la llama: «¡Jenney!». Al despertar grita «It’s my party» para que comience el espectáculo.

Uno de sus vocalistas sale a animar el público antes del cuerpo de bailarines, que irrumpe con las velas y las botellas de champán para celebrar un cumpleaños en el que no se para de bailar y de cantar. Suena «Medicine» con ella elevada por sus bailarines y da paso «Love Don’t Cost a Thing», tras lo que el público ya le cantó cumpleaños feliz y la ovacionó. Se arrancó con el «spanglish» para sellar un acuerdo con un respetable comprometido a cantar, bailar y pasarlo bien. «Tenemos un trato», señaló la diva antes de seguir con la diversión en «Get Right».

En ese acuerdo cantó en español una de las canciones de la película «Selena», novedad en el repertorio para el público de Fuengirola. No faltaron los éxitos como «Jenny from the Block» o «If you had my love». También sonó «Ain’t your Mama» y dejó los últimos éxitos para el final, como despedida de la gran fiesta. Así cuando ya dolían los pies de bailar y JLo no daba síntomas de cansancio, cambiando de vestuario casi cada tres en un despliegue de espectacular de fondo de armario, «El anillo» volvió a levantar al público.

Lo hizo antes de «Waiting for tonight», «Dance again», «On the Floor» o «Let’s get Loud» para dejar a las 14.000 almas palpitando y saboreando dos días intensos en los que la diva pasó por Fuengirola antes de marchar a Egipto para su próxima fiesta, que promete ser espectacular y en la que volverá a acordarse de aquellos a los que ama. Se marchó con sus dos aviones y sus 170 colaboradores, dejó la Costa del Sol recordando una noche en la que bailó y cantó al son de una de las grandes estrellas del panorama internacional de la música.

JLo quedó en el recuerdo como uno de los grandes conciertos que pasó por las ruinas mozárabes del Castillo de Fuengirola en el Marenostrum Castle Park, junto a voces como Bob Dylan o Ricky Martin, con quien la americana ha compartido recientemente mensaje libertario para Puerto Rico, tierra de origen de sus padres.