Coche con el que desplazaban los falsos representantes de la banca vaticana
Coche con el que desplazaban los falsos representantes de la banca vaticana
SUCESOS

Detenidos por suplantar al Banco Vaticano desde Fuengirola

Se desplazaban en coches de lujo con símbolos falsos y lograron timar a un buen número de víctimas de todo el mundo

MÁLAGA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se desplazaban en coches de lujo rotulados con escudos vaticanos y usaban documentos falsificados con los símbolos del Instituto para las Obras de Religión, más conocido como Banco Vaticano. Desde unas oficinas en Fuengirola y suplantando a dicha entidad, mantenían actividad mercantil con numerosas empresas de todo el mundo.

Así conseguían firmar acuerdos de relaciones comerciales y asesoramiento sin un cometido exacto. La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal en esta localidad de la Costa del Sol y ha detenido a cuatro personas por su presunta implicación en los delitos de estafa, intrusismo, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

La investigación, según ha informado este viernes la Policía, se inició a raíz de un comunicado de la Gendarmería Vaticana. En él se advertía de la existencia de personas usurpadoras de su imagen, símbolos e identidad, aunque se ignoraban los fines que pretendían.

Fruto de las pesquisas policiales se puso de manifiesto que la organización conseguía grandes beneficios suplantando a la entidad. En lo que no cayeron es en que el Instituto carece de sedes fuera de la propia Ciudad del Vaticano.

En la operación, los agentes han intervenido una gran cantidad de documentación que acreditaría la actividad. El cabecilla de la organización, un hombre español de 30 años se hacía pasar por un supuesto miembro del Cuerpo Diplomático Vaticano. Pero también poseía documentos falsificados que le acreditaban como embajador de Cuba.

Disponía de una amplia red de empresas con las que operaba, y no dudaba en rodear toda su actividad de lujo y boato. El fin, convencer a las víctimas de su autoridad y de sus relaciones con los organismos vaticanos. Así, disponían de un velero en el Puerto Deportivo de Fuengirola, varios automóviles de alta gama, relojes de lujo, lingotes de plata y 64.000 euros en una cuenta corriente a nombre del principal sospechoso que ha sido intervenida.

Ahora, los investigadores se afanan en determinar la cifra exacta de víctimas que podrían haber caído en sus redes, así como en comprobar el importe total de la estafa. Los cuatro detenidos se encuentran en dependencias policiales a la espera de ser puestos a disposición judicial.