Zona donde socorrieron al herido el pasado domingo
Zona donde socorrieron al herido el pasado domingo - G. MAPS
TIROTEO

Disparan a un hombre desde un coche en Puerto Banús

El lesionado tiene un impacto de bala en la pierna y habría alegado versiones contradictorias sobre cómo recibió el proyectil

MARBELLAActualizado:

A altas horas de la madrugada, en una rotonda y desde un coche se consumó lo que parece el último ajuste de cuentas en la Costa del Sol. Resultó herido de bala un hombre marroquí de entre 30 y 40 años. La forma en la que la bala se alojó en la pierna de esta persona es un misterio. La Policía Nacional, que tiene abierta una investigación sobre lo ocurrido, apunta que le pudieron disparar como «un aviso» por salirse del camino marcado por la organización. El disparo llegó desde un vehículo en marcha que se dio a la fuga, según las personas que lo socorrieron.

El primer aviso lo recibió Emergencias 112. Sobre las 6.05 horas, un ciudadano llamó y dijo que había un tipo con un disparado en una pierna en la puerta de la discoteca Kube. Minutos después, los servicios sanitarios confirmaron que había un herido de bala en avenida Muelle de Rivera en Puerto Banús, cerca de un Burger King –en la segunda línea del puerto–.

En las llamadas la información era confusa. Explicaban que el hombre tenía un tiro en la pierna, pero no sabían qué había pasado. Tampoco daban nociones sobre un posible agresor y dijeron que, si le habían disparado, el tirador no estaba en la zona.

Pide auxilio a los porteros

Testigos de lo sucedido narran a ABC, que el hombre iba caminando por la rotonda de acceso a la avenida Julio Iglesias, donde está la estatua de La Victoria, conocida popularmente como del «ruso». En ese acceso del puerto abrieron fuego desde un vehículo contra el herido. Fuentes del caso aseguran que no han encontrado rastros de sangre, por lo que pudieron abandonarlo herido en la zona.

Los mismos testigos aseguran que el hombre buscó algún lugar abierto y llegó a Kube, donde pidió auxilio a los porteros, que le reconocieron al ser una persona habitual de la noche de Puerto Banús. Llevaba un disparo, por lo que le hicieron un torniquete para parar la hemorragia y salvarle la vida. Luego lo trasladaron hasta un callejón en un lateral, donde esperaron a los servicios sanitarios.

La Policía Nacional se hizo cargo de la situación. El herido fue trasladado al hospital Costa del Sol, pero luego se le llevó al hospital Clínico de Málaga por un posible riesgo de accidente cardiaco. Allí fue estabilizado.

No colabora

En ese tiempo, la Policía Nacional le ha tomado declaración, pero ha dado versiones contradictorias sobre lo sucedido. Según fuentes del operativo, en un primer momento, el marroquí señaló que el disparo había sido un accidente. Habría dicho a los agentes que se había disparado él mismo con un arma. Sin embargo, el arma no aparecía por la zona y no la llevaba encima.

La Policía volvió a preguntar por la pistola y por los hechos, conocedores de los testimonios narrados por los testigos. Fue cuando el hombre habría dado una segunda versión de lo ocurrido. Entonces dijo que iba caminando por la zona y recibió una bala perdida. Según fuentes cercanas a la investigación, el herido está fichado por menudeo y no colabora para esclarecer los hechos. Hasta el momento, no se han producido detenciones.