El GAR de la Guardia Civilen una operación antidroga
El GAR de la Guardia Civilen una operación antidroga - Archivo
TIROTEO

La Guardia Civil hiere de varios impactos de bala a un sospechoso en Alhaurín el Grande

El GAR fue recibido con disparos durante un operativo abierto conjunto con la Policía Nacional y al responder al fuego alcanzó al tirador

MálagaActualizado:

Fueron a practicar uno de los registros domiciliarios encargados por el Juzgado de Coín y les recibieron a tiros. Uno de los moradores sacó la pistola, una nueve milímetros parabellum, y abrió fuego contra los agentes de la Guardia Civil que trataban de entrar en el domicilio. Segú confirma Guardia Civil, los miembros del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Benemérita se vieron obligados a responder al fuego y le alcanzaron en varias zonas de su cuerpo.

Cuando cesó la balacera, el hombre estaba en el suelo herido por varios impactos de bala. Uno de los proyectiles le había alcanzado en el abdomen. Según las fuentes consultadas, fue estabilizado en el lugar de los hechos, una propiedad en Alhaurín el Grande en un paraje entre este municipio y la vecina Alhaurín de la Torre. Tras esto, fue trasladado al hospital Regional, donde fue operado de urgencia para salvarle la vida.

El tirador se encuentra «muy grave», ya que presentaba varias heridas por bala, tanto en el tronco y como en las extremidades. Según el reporte de los servicios sanitarios, durante la mañana de este martes estuvo en el quirófano para la extracción de los proyectiles que se alojaron en su cuerpo durante el tiroteo en la madrugada.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.00 horas de la madrugada de este martes en la citada propiedad. El herido se encuentra actualmente en el hospital, donde sigue siendo atendido de las heridas ocasionadas por el fuego de los agentes, tras responder a los disparos que el ingresado efectuó contra la Guardia Civil.

El operativo sigue abierto y las actuaciones están declaradas secretas por parte de la autoriadad judicial. La operación está siendo llevada a cabo de forma conjunta por la Guardia Civil y la Policía Nacional, que siguen practicando registros en varias zonas.