Imagen de la operación de los 6.000 kilos de cocaína en Málaga capital
Imagen de la operación de los 6.000 kilos de cocaína en Málaga capital - ABC
Narcotráfico

Incautan 1.000 kilos de cocaína oculta en aguacates en Vélez-Málaga

Hay cuatro los detenidos en esta nueva operación contra el narcotráfico, que se desarrolló a primeros de este mes

MálagaActualizado:

La droga entró por el Puerto de Algeciras en un contenedor. Procedía de Sudamérica, como la mayoría de cargamentos de cierta dimensión que se aprehenden en este enclave portuario gaditano. Eran 1.000 kilos de cocaína, que fueron descargados y metidos en un camión para su traslado. Los llevaron a nave industrial de Vélez-Málaga, donde han sido intervenidos por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Málaga. Las actuaciones están declaradas secretas.

El estupefaciente estaba oculto en aguacates. La nave de una empresa hortofrutícola de la Axarquía era una «guardería», donde la organización estaba dejando «enfriar» el cargamento antes de buscarle otro destino.

Según ha adelanto «Diario Sur», en la operación, que ha dado al traste con este cargamento, se ha detenido a cuatro personas. Dos españoles, otro marroquí y otra persona de nacionalidad rumana. Todos ellos ingresaron en prisión tras pasar a disposición judicial.

Este es un nuevo golpe al tráfico de drogas en la Costa del Sol. A finales de octubre, una operación conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil apresó más de 6.000 kilos de cocaína a una banda holandesa en un almacén en el polígono industrial Santa Teresa de Málaga capital. Aquel fue el alijo más grande incautado en la provincia y estaba oculto en bananas, que habían entrado por carretera desde Portugal.

En piñas ocultaba la coca que traía de Sudamérica Abdelkader Balani, el narco más longevo de cuántos operaban en la Costa del Sol. Un cargamento de casi mil kilos incautados en el Puerto de Algeciras permitió detener a una organización familiar encabezada por un anciano marroquí, con apariencia de gran empresario, que llevaba medio siglo traficando con cocaína y hachís sin ser descubierto. En la nómina tenía a un yerno que era Policía Nacional en Estepona.