Presentación del epistolario de Alberto Jiménez Fraud
Presentación del epistolario de Alberto Jiménez Fraud - Isabel Ruiz
Literatura

Jiménez Fraud, misivas entre intelectuales del siglo XX

Publican el epistolario del profesor y pedagodo malagueño con más de dos millares de cartas que van desde 1905 hasta 1964

MálagaActualizado:

«A veces me rebelo y creo que he gastado demasiada ingenuidad y trabajo para merecerme esto. Sin duda yo no he sabido mirar el mundo de una manera inteligente: ¿estoy a tiempo?» preguntó Alberto Jiménez Fraud (Málaga, 1883) el 9 de septiembre de 1920 a José Ortega y Gasset en una carta enviada desde el Gran Hotel de Cabreiroá.

En la misiva hace referencia al «feo ataque» que el Gobierno de Eduardo Dato llevó a cabo con el periódico El Sol contra el que se aprobó una Real Orden por no cumplir la Real Orden que elevaba el precio de venta de los periódicos. Esta correspondencia entre ambos intelectuales es una de las dos millares que se han recogido en el epistolario del malagueño que ya ha visto la luz.

Las inquietudes, intimidades y confidencias de Jiménez Fraud se han plasmado en tres tomos. Un carteo en el que entre los destinatarios y emisores hay grandes intelectuales del siglo XX, quienes compartieron vivencias con quien fuera el primer director de la Residencia de Estudiantes de Madrid. Unamuno, Victoria Kent, Pío Baroja, Severo Ochoa o su maestro Francisco Giner de los Ríos.

Una recopilación que se enmarca dentro del proyecto «Epístola», promovido por la Fundación Francisco Giner de los Ríos y la Residencia de Estudiantes, con la coedición de la Fundación Unicaja.

Leer este conjunto de emociones personales ha provocado en Natalia Jiménez, nieta del protagonista, redescubrir en su abuelo una «persona extraordinaria», que gracias a este trabajo «dan vida a un hombre eminente con un carácter sumamente noble». Una persona que con la publicación de estas correspondencias debería ocupar «su lugar debido».

Con «grandes virtudes como hombre y un gran pensador liberal» describe Natalia a su abuelo, quien apunta que fue «moderado en todo menos en la pasión por la Residencia», por la que pasaron ilustres personajes como José Moreno Villa, Federico García Lorca, Luis Buñuel o Salvador Dalí. Una lugar «extraordinario» en el que se cocieron grandes amistades desde que se fundó en 1910, siendo un núcleo de la modernización científica y educativa de España.

Hoy en día pasar por allí más de 3.000 investigadores de todo el mundo cada año. Una residencia con una importante referencia que desde 1986 tiene como objetivo recuperar el patrimonio intelectual y moral, actualizando ese legado que dejaron los grandes pensadores del siglo XX. Así lo ha manifestado el editor y director honorario de la Residencia de Estudiantes, José Gacía-Velasco.

Esta labor de recuperación del edificio es el «sueño reflejado» de Jiménez Fraud, quien deseaba que el espíritu de la casa permaneciese latente. La excelencia, el diálogo, lo intelectual, todos aquellos valores que adsorbieron entre aquellas paredes han vuelto, gracias a una dirección de la Residencia, que lleva años recopilando las memorias del malagueño.

«Fraud era consciente. Conservó una serie de cartas. Incluso se quedó con copias de algunas que había mandado» resalta García-Velasco, quien ha parafraseado al maestro Giner de los Ríos para explicar la enorme labor y complejidad de recopilación de las misivas: «Las obras lentas son las duraderas, ojala está nación lo comprenda algún día».

La labor de Jiménez Fraud en la Institución libre de enseñanza y en la Residencia de Estudiantes queda latente en los testimonios de las correspondencias entre personajes de primera línea. Una colección que se considera con una gran «amplitud, riqueza y diversidad», siendo «difícil de encontrar» una recopilación de semejantes características. Así ha demostrado su admiración el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel. Pero no es la única cualidad que ha resaltado de las misivas, sino la «calidad literaria» de las cartas y los «valores» que presentan.

Ilustres de Málaga

En sus escritos Jiménez Fraud menciona a varios ilustres residentes malagueños, entre ellos los poetas Emilio Prados y Manuel Altolaguirre, el psiquiatra Miguel Prados, el diplomático Antonio de la Cruz Marín, el dibujante Rafael Romero Calvet, el presidente de la Sociedad Filarmónica de Málaga Ernesto Lasso de la Vega, el científico y farmacéutico Modesto Laza Palacios, los hermanos Franquelo Ramos, Giménez Reyna, Giménez Ramos o Van Dulken, el médico y psicólogo José Germain Cebrián, y el arquitecto y político Bernardo Giner de los Ríos.

Algunos de ellos son además destinatarios del correo de Jiménez Fraud. También son citadas en el epistolario algunas de las malagueñas del grupo femenino de la Residencia, como Victoria Kent y las hermanas Carmen, Enriqueta y Ana María Giménez Ramos.

Las cartas de Jiménez Fraud desvelan detalles inéditos del plan de modernización de la sociedad española abanderado por Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza. Habla de su recuperación tras la guerra civil. Construyen un auténtico retrato de la escena cultural española y europea de aquellos años.

«El álbum de Natalia»

Con el epistolario de Alberto Jiménez Fraud, la Fundación Unicaja continúa una colaboración editorial con la Residencia de Estudiantes que ya se materializó anteriormente con la publicación de «El álbum de Natalia». Es un cuaderno que Max Jacob regaló a la hija de Jiménez Fraud, Natalia Jiménez de Cossío, y que muestra dibujos, poemas y dedicatorias de intelectuales, artistas y científicos de la época.

La edición facsímil de «El álbum de Natalia» fue presentada en junio de 2000 por el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y la propia Natalia Jiménez, completando los contenidos del álbum original con textos de Alberto Jiménez Fraud y de la propia protagonista. «El álbum de Natalia», como el epistolario, es testimonio del esplendor de la cultura española en las primeras décadas del siglo XX y del legado intelectual del rondeño Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza.