Iván Espinosa de los Monteros, junto a Macarena Olona, ambos de Vox, en el Congreso
Iván Espinosa de los Monteros, junto a Macarena Olona, ambos de Vox, en el Congreso - EP
Tribunales

Borja, el joven condenado por defender a una mujer de un atraco rechaza la ayuda económica de Vox

Borja afrontará «personalmente» la sentencia y se niega también a un indulto para no reconocer un delito que no cometió

Vox recauda 110.000 euros para la multa al joven malagueño condenado por homicidio tras auxiliar en un robo

MálagaActualizado:

Borja, el joven malagueño que tendrá que ir a la cárcel por defender a una mujer que estaba siendo atracada en la calle, ha rechazado la iniciativa lanzada por Vox este mismo martes para recoger fondos que le permitan sufragar la multa de 180.000 euros que le fue impuesta por este mismo hecho.

Según ha comunicado a ABC su abogado, Borja «agradece todo el apoyo que está recibiendo pero afrontará las consecuencias de la sentencia personalmente».

En consecuencia, el chico de Fuengirola cuyo caso se ha conocido estos días al apremiarle el juez para que entre en prisión no aceptará el dinero que se está recaudando merced al «crowdfunding» lanzado por Vox ni ninguna otra iniciativa similar porque, «de ningún modo quiere que se pueda deducir que el se va lucrar con esas cantidades».

Del mismo modo, el chico, según ha manifestado su abogado, también se opone a la petición de indulto porque ello supondría «reconocer que ha cometido un delito». Y no es el caso. Él sólo trató de defender en su día a una mujer que estaba siendo atracada.

Vox había anunciado esta misma mañana la petición del indulto para Borja, condenado por homicidio después de que tumbara con dos puñetazos al ladrón que robaba a una mujer le tumbaran y, fruto de la caída, éste muriera. Un deceso en el que también pudieron tener que ver complicaciones generadas por su drogadicción.

En cualquier caso, Borja no tendrá que entrar en prisión con carácter inminente. Su abogado ha presentado un recurso ante el Juzgado de lo Penal solicitando la suspensión de la condena y el fraccionamiento de la indemnización en pagos de 250 euros mensuales, «que es la única cantidad a la que con su actual nómina y con esfuerzo, puede hacer frente». Actualmente su sueldo no llega a los 1.200 euros al mes.

Con este recurso, la orden de ingreso en prisión que dictó el juzgado de lo penal malagueño la semana pasada, instándole a acudir a cualquier penal en un plazo máximo de quince días, queda de momento paralizada en espera de que este órgano se pronuncie.

Los hechos que han dado lugar a esta reacción popular se remontan al 8 de febrero de 2015, cuando sobre las 7.45 horas una mujer iba camino a su trabajo en el Hotel Las Palmeras, de Fuengirola para ejercer sus funciones de limpiadora.

La víctima fue golpeada por el ya fallecido y su pareja para arrebatarle el bolso, momento en que el acusado, que acababa de salir del trabajo e iba con dos compañeras, salió corriendo tras el ladrón tras las llamadas de auxilio de la misma y, tras darle alcance, se produjo un forcejeo entre ambos.

Según la sentencia, el acusado propinó dos puñetazos al delincuente y le provocó una caída al suelo y un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral que le causó la muerte dos días más tarde.

Durante el recurso la defensa incidió, al igual que en el juicio, que fue un golpe que tuvo unas consecuencias impredecibles, y que en una persona sin los antecedentes de alcoholismo y drogadicción como los de la víctima no hubieran tenido esas «trágicas, fatales e indeseadas consecuencias».

El joven acusado siempre ha afirmado que solo quiso auxiliar a la víctima y recuperar lo que le habían sustraído a la mujer y que solo se defendió cuando la víctima le agredió, ya que tenía «pánico» porque había visto cómo habían pateado a la mujer en el suelo.