Moreno, el año pasado, cuando volvió al varal del Cristo de la Exaltación
Moreno, el año pasado, cuando volvió al varal del Cristo de la Exaltación - ABC
Cofradías

Juanma Moreno portará como presidente el Cristo de la Exaltación en Málaga

Volverá a ponerse debajo del varal el Miércoles Santo en la cofradía de las Fusionadas, de la que siempre ha sido devoto

Actualizado:

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se pondrá el próximo Miércoles Santo debajo de un varal para volver a portar por las calles malagueñas al Cristo de la Exaltación. El año pasado, y tras varios de ausencia, el entonces líder de la oposición en Andalucía regresó al mismo trono de las Fusionadas que había llevado durante 20 años en su juventud.

Este año, sin embargo, lo hará ya como máxima autoridad en la región. Moreno lo confirmó así durante el foro que celebró el lunes el diario «Sur» en Málaga. «Para preocupación de mi servicio de seguridad, voy a sacar el trono», aseveró.

El Cristo de la Exaltación es uno de los cuatro tronos que ponen en la calle cada Miércoles Santo las Reales Cofradías Fusionadas, fruto de la unión de cuatro antiguas hermandades malacitanas.

Además del que ayudará a llevar el presidente de la Junta, se trata de los Cristos de Azotes y Columna y el de Ánimas de Ciegos, con buen número de seguidores entre los malagueños éste último porque lo acompañan miembros de la Brigada Paracaidista que por la mañana se encargan de hacer el traslado de la imagen de su lugar habitual al trono. También sale con esta cofradía la Virgen del Mayor Dolor y San Juan Evangelista.

De esta cofradía también sale el Domingo de Ramos la virgen de Lágrimas y Favores, en la que suele ejercer como mayordomo Antonio Banderas. Mientras que el Jueves Santo lo hace el Cristo de la Vera-Cruz.

En la Semana Santa de 2017, curiosamente, Juanma Moreno y la entonces presidenta, Susana Díaz, coincidieron en Málaga. No debajo de ninguna imagen. Díaz acudió ese día a ver las procesiones del Miércoles Santo malagueño y fue la encargada de tocar la campana del trono de Azotes, que también pertenece a las Reales Cofradías Fusionadas, por lo que estuvo a las puertas de la parroquia de San Juan, de donde sale esta hermandad.