Centro educativo donde presuntamente ocurrieron los hechos
Centro educativo donde presuntamente ocurrieron los hechos - G. MAPS
Acoso

La Junta de Andalucía defiende al instituto de Marbella ante el posible caso de acoso escolar

El pasado viernes una niña trató de suicidarse, tras lo cual denunció que había sufrido mal trato de cuatro compañeros de clase

MarbellaActualizado:

La Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Málaga, a través del Servicio de Inspección Educativa, explicó este jueves que se están investigando las circunstancias que hayan podido concurrir en el caso de presunto acoso escolar en un instituto de Marbella. Destacan que la actuación del centro «ha sido correcta y diligente», aplicando lo establecido en la normativa. La Junta detalló que, por el momento, «no existe evidencia de que se haya notificado al centro educativo previamente ninguna situación de acoso escolar».

No obstante, señalan desde Educación, «en el preciso momento de tener conocimiento de la hospitalización de una alumna, el centro ha abierto el protocolo de actuación ante casos de acoso escolar, previsto en la normativa vigente». Aclaran que los hechos están siendo objeto de investigación policial y explican que «el centro está prestando colaboración absoluta con el objeto de esclarecer las circunstancias concretas que se hayan podido producir».

Esta defensa llega después que el viernes de la semana pasada una niña de 13 años tratara de suicidarse al ingerir un cóctel de pastillas. Tras salvarle la vida en el hospital, la niña reconoció ante los psicólogos que estaba siendo objeto de constantes vejaciones, insultos, amenazas y agresiones por parte de cuatro compañeros de clase. En la denuncia presentada ante la Policía Nacional, que le tomó declaración el pasado martes, aseguró que la habían acorralado para tocarle los pechos o la habían asfixiado hasta perder el conocimiento.

El propio centro reconoció a ABC que no había detectado este presunto caso de acoso escolar, pese que hubo una reunión el pasado 31 de enero con la familia en la que se pidió un cambio de clase de la menor. La razón expresada en el documento es que la niña llegaba todos los días llorando a casa porque recibía constantes insultos. El caso está sujeto a una investigación policial abierta.

Los padres piden respeto

Ante la repercusión que ha tenido este caso de acoso escolar. Las asociaciones de padres de Marbella han pedido «responsabilidad, solidaridad y empatía» con las familias. La Agrupación Independiente de AMPAS pide «no difundir y terminar con bulos, rumores y suposiciones, en ningún caso contrastados, que solo están haciendo más daño a las partes implicadas».

Las asociaciones de padres explican que estas informaciones «son siempre delicadas por a quienes implican, menores de edad, y debe ser tratadas con un respeto exquisito». «Nuestra responsabilidad como familias es no dar pábulo a dichas desinformaciones y no participar en la bola de nieve que generan estos casos en redes sociales y multitud de grupos de WhatsApp», remarcan las AMPA, antes de asegurar que «lo único que suscitan a la postre es una mayor desazón y preocupación en la comunidad educativa y en las familias implicadas».