Magdalena Álvarez en el banquillo de los acusados por el caso ERE en la Audiencia de Sevilla
FRAUDE DE LOS ERE EN ANDALUCÍA

Magdalena Álvarez: «Para mí es mucho más importante mi nieta que los ERE»

La exministra critica a Carmen Calvo por llamar al expresidente «ciudadano Chaves»

MálagaActualizado:

Nada que reprocharse, ni una coma de su actuación que modificar ni un papel en otra dirección. «No cambiaría nada de lo que hice ni de lo que no hice». La exconsejera y exministra Magdalena Álvarez reiteró el pasado jueves que no tiene nada de que arrepentirse en torno a su actuación en el caso de los ERE fraudulentos, que le ha llevado a declarar como imputada en el juicio que se está siguiendo en la Audiencia de Sevilla. «Todos los que entienden de presupuestos saben que aquí no hay nada»; «es una injusticia», dijo.

Álvarez fue entrevistada en el programa «La Alameda» de la televisión malagueña 101TV, donde abordó su imputación, a la que quiso restar importancia. «Hay cosas más duras. Para mí es mucho más importante mi nieta que lo de los ERE», afirmó la exministra, que trabaja ahora en su propio despacho profesional dedicado a reestructuraciones financieras y adelantó que «nunca más» ocupará ningún cargo público.

Álvarez tildó de «cínicos» a los que consideran que el caso de los ERE es un gran fraude. Se trata, según dijo, del «y tú más» para contrarrestar otros escándalos políticos, dijo la ex alto cargo socialista, que tuvo que dimitir como vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) cuando se produjo su imputación.

Además de criticar al Gobierno del PP y especialmente al exministro de Economía, Luis de Guindos —«jugó sucio», le achacó— por tener que renunciar a ese puesto, Magdalena Álvarez atacó con dureza a la que fuera su propia compañera de Gobierno andaluz Carmen Calvo, que en una reciente comparecencia se refirió al expresidente de la Junta como «el ciudadano Chaves». «Me parece fatal;es “el presidente Chaves”. Ha sido un gran presidente, es una gran persona y se merece un respeto», se dolió la exconsejera. La política malagueña confesó que se dio de baja del PSOE al ser imputada «diez minutos antes de que se lo pidieran». Sí reseñó que Susana Díaz le había mostrado su apoyo para que permaneciera en el comité ejecutivo de la entidad europea.