Atención en la UVI móvil al último narco asesinado en Málaga
Atención en la UVI móvil al último narco asesinado en Málaga - Archivo
Balance de delitos

Málaga casi duplica el número de homicidios de 2017

La delincuencia baja en la provincia, pero las muertes violentas crecen en plena oleada de ajustes de cuentas

MálagaActualizado:

Los homicidios suben en Málaga. Las cifras casi se duplican con respecto al mismo período de 2017. Si en los primeros nueves meses del año pasado había 8 homicidios, la cifra ahora sube hasta 15. Un incremento que se produce en un año marcado por una oleada de ajustes de cuentas entre bandas relacionadas con el narcotráfico.

En febrero murió un cabrero a manos de unos narcos que buscaban un alijo perdido en la sierra de Casares. En mayo un croata apareció muerto en una cuneta en Marbella tras ser torturado. Mismo resultado que tendría poco después un narco a la salida de la comunión de su hijo en el marbellí núcleo de San Pedro.

La lista sigue entre tiroteos. Un sicario mató a un «empresario» en la puerta de su casa. Secuestros como el acabó con la muerte de un sueco a manos de otros tres sicarios. La lista sigue hasta llegar al último ajuste de cuentas de un narco holandés en un restaurante de Torremolinos. Son algunos de los sucesos que contabilizan en esa negra estadística, donde también se incluye la muerte de María Adela a manos de su pareja en febrero o la de Manoli, matada por su pareja en Torrox el pasado septiembre.

Más agresiones sexuales

Junto a los homicidios crecen las agresiones sexuales. La Costa de Sol es uno de los puntos negros para este tipo de delitos. En lo que va de año, el crecimiento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales de un 18,8 por ciento. Fue en el hospital Costa del Sol de Marbella donde se desarrolló el primer protocolo para detectar las agresiones sexuales, que luego se ha exportado a todos los centros sanitarios para hacer más presión sobre este tipo de delitos.

Pese a esto, los índices de criminalidad han descendido en toda la provincia de Málaga en los nueve primeros meses del año un 1,1 por ciento, respecto al mismo período de 2017. Entre enero y septiembre se contabilizaron 59.047 infracciones penales, 668 menos que hace un año, según destacó este pasado jueves la subdelegada del Gobierno, María Gámez. 

Menos delincuencia

Los datos publicados por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior indican que el porcentaje de delitos esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia se sitúa en el 38,8 por ciento. Datos que están por encima del 38,6 por ciento registrado a lo largo de 2017. La tasa de criminalidad está en 47 puntos, el segundo mejor registro medio de los doce últimos años. 

Las infracciones penales que más han bajado son la sustracción de vehículos un 13,8 por ciento y los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones con un descenso del 11,9 por ciento. También han caído los delitos relativos a hurtos un 8,4 por ciento, los robos con violencia o intimidación un 4,2 por ciento, el tráfico de drogas un 3,7 por ciento y los vinculados a lesiones y riñas tumultuarias un 0,7 por ciento.