La Diputación malagueña se ha propuesto paliar el problema de los ancianos que viven solos
La Diputación malagueña se ha propuesto paliar el problema de los ancianos que viven solos - ABC
MEDIDAS CONTRA LA SOLEDAD

Málaga llevará a sus mayores a hacer turismo en la propia provincia

La Diputación pondrá en marcha el «Imserso provincial» y un plan para ayudar a los ancianos que viven solos

MÁLAGAActualizado:

Se levantan solos y saben que terminarán acostándose en la misma estricta soledad. Cada vez son más las personas mayores que viven sin ninguna compañía. Según la última Encuesta Continua de Hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2017 eran 305.000 los hogares unipersonales en Andalucía formados por un hombre o mujer —ellas, la gran mayoría, en torno a un 70 por ciento— mayor de 65 años.

Algunos lo hacen por decisión propia. Cuentan con vitalidad y autonomía y, sobre todo, con gente y recursos a los que acudir si las fuerzas flaquean. Pero existe la otra cara de la moneda. La de aquellos a los que ya no les quedan familiares a los que recurrir y a los que el inopinado silencio va haciendo mella en la cabeza.

En Málaga, esta circunstancia que no para de crecer tiene otra variable que la multiplica: la de los miles de extranjeros de avanzada edad que se han establecido aquí y terminan también quedando solos. El año pasado, hubo 45 casos de ancianos abandonados en hospitales de la provincia. Y muchos de ellos eran de fuera de España.

Generalmente, son las ONG las que se encargan de prestar servicio a estas personas, intentando prestar compañía y vigilando para que no les falte de nada. Es un esfuerzo ímprobo pero insuficiente. Y de ahí que incluso el Defensor del Pueblo Andaluz haya abierto una queja de oficio ante la Junta de Andalucía y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes para comprobar qué estan haciendo en aras a paliar este problema.

Ayer viernes, el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, anunció la próxima puesta en marcha de un plan provincial, que asegura pionero en España, para intentar implicar a toda la sociedad en el acompañamiento a estos ancianos.

Se trata, dijo, de «movilizar a toda la sociedad y crear una red de voluntariado centrada en incentivar que los mayores salgan de sus domicilios o que reciban a otras personas en los mismos, ya sean otros mayores con el mismo problema o voluntarios».

El plan incluirá varias vertientes. En primer lugar, la elaboración de un censo de mayores que viven solos como pide el Defensor del Pueblo. También se creará una Mesa provincial contrala Soledad para imbricar a ONG, entidades y fundaciones que ya están trabajando este asunto.

También se pondrá en marcha, anunció Bendodo, un servicio telefónico para acompañar a los mayores y un proyecto piloto para implantar domótica en sus domicilios que monitorice a sus usuarios. Ya en otoño, arrancará el «Imserso provincial», mediante el que más de mil ancianos podrán hacer turismo en la provincia. De este proyecto, del que no se dieron más datos, sí se destacó que podrá servir también para contribuir a acabar con la estacionalidad de los hoteles de la Costa del Sol.