Residuos recogidos por una de las embarcaciones puestas en marcha por la Mancomunidad de la Costa del Sol
Residuos recogidos por una de las embarcaciones puestas en marcha por la Mancomunidad de la Costa del Sol - ABC
MEDIO AMBIENTE

Se van las manchas naranjas de las playas... pero queda el mar de plástico

La marea se lleva el fenómeno natural que ayer tiñó las aguas, pero los barcos quitanatas recogen kilos de residuos

MÁLAGAActualizado:

Las manchas anaranjadas que el martes obligaron a cerrar por prevención alguna playa del litoral malagueño ya no están. Del mismo modo natural que llegaron, se han ido, según han confirmado a este periódico diversos responsables de municipios costeros. La marea se había llevado las manchas y las aguas aparecían esta mañana de miércoles en total estado de normalidad.

Como ya informó ayer ABC, las manchas de tonalidad rojiza que inundaron las aguas de las playas malacitanas se deben principalmente a la alta concentración de un determinado tipo de algas. Según Juan Jesús Martín, biólogo del Aula del Mar de Málaga, no tanto al desove del boquerón y la sardina, como desde las administraciones públicas se está afirmando.

Se tata por tanto en cualquier caso de un fenómeno absolutamente natural e inocuo, a pesar de las quejas que generó en algunos bañistas. Y contra el que, además, no se puede actuar, pues tendría efectos perniciosos para la fauna y flora marina. Martín insiste en que no debe incidirse en él con los barcos «quitanatas» que estos días recorren las playas.

Pero lo que no se va de forma natural y sí tiene un efecto terriblemente negativo para el medio ambiente son las grandes cantidades de plástico y otros residuos que van a parar al mar. La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental ha informado este miércoles que los barcos quitanatas que puso en funcionamiento la semana pasada han recogido en sólo unos días alrededor de 59 kilos de plástico.

Pero no sólo. También han recogido 23 kilos de residuos de madera 16 de papel y 18 de otro tipo. Este dato, sólo en lo que respecta al litoral occidental de la provincia, que es el que tienen encomendados las once embarcaciones que hasta el 15 de septiembre se ocuparán de mantener en óptimo estado las playas de las localidades de esta zona.

Los expertos advierten de que prácticamente todo el medio marino está actualmente contaminado por el plástico. Un material que tarda siglos en descomponerse. Las autoridades hacen lo que pueden para la retirada de este elemento exógeno pero nunca es suficiente, por lo que llaman a la concienciación de los usuarios de las playas para que no contribuyan a la degradación de las aguas.

Uno de los barcos quitanatas operando en el litoral occidental de Málaga
Uno de los barcos quitanatas operando en el litoral occidental de Málaga - ABC

En las cosas andaluzas la situación también es grave. Los centros de recuperación de animales rescatan con asiduidad ejemplares con heridas en sus estómagos por ingesta de plásticos, que termina abocándolos a una muerte agónica. Juan Jesús Martín recuerda la gran cantidad de tortugas marinas que han rescatado con este tipo de problemas después de haber comido, por ejemplo, tapones de bebidas.

«Somos todos parte de la naturaleza y lo que vertemos al mar terminará salpicando en nuestras mesas», advierte Martín. Este experto señala también cómo a medida que los residuos se van degradando por efecto del sol y el agua y empequeñeciendo, también pasan a formar parte del alimento de los moluscos bivalvos, con lo que la traslación a la cadena alimentaria humana se hace más que evidente. «Ahora con la concentración de personas en las playas el fenómeno se multiplica, y hay que concienciarse para que se reduzca todo lo posible», aconseja.