Manuel Alcántara, en 2016
Manuel Alcántara, en 2016 - FRANCIS SILVA

Manuel Alcántara: «El independentismo es una manía de primates»

El pensamiento y la ironía del genial poeta y articulista malagueño fallecido a los 91 años, en diez de sus frases

Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dotado de una fina ironía y de una chispa fulgurante que hacía totalmente innecesario recurrir al escarnio o a cualquier forma de insulto, los escritos del poeta y articulista malagueño Manuel Alcántara encerraban una gran dosis de filosofía vital. Su descomunal memoria le ayudaba a trufar sus artículos y también su conversación de un gran número de citas, anécdotas y aforismos.

Ignacio Camacho, uno de sus más señeros discípulos, definió su pensamiento como lleno de «compasión y generosidad moral, que deja en el lector el sabor aghridulce de un pinchazo lírico». Y su prosa, «que tiene el ritmo de una partitura», como un compendio de «sátira sin escarnio, inteligencia sin pedantería, rebeldía sin gritos y dandismo sin afectación».

Este maestro de columnistas ha fallecido este Miércoles Santo en Málaga a los 91 años de edad por culpa de un resfriado que se había complicado. Aquí queda sólo parte de su pensamiento en diez frases.

«El independentismo, que muchos entendemos como una manía de primates, se ha convertido en una forma de catetismo».

«La provocación catalana no se cura con abogados ni con pactos. Ahora, no me pregunte por la receta porque no la sé».

Su principal precepto: «No aburrir ni a Dios sobre todas las cosas».

«Nunca he pensado en la jubilación; el combate se perderá por KO, pero nunca por abandono».

«El día en que mire el periódico y no vea mi firma sabré que algo ha pasado»

«Me gusta mucho más el PSOE que el secretario general del PSOE» (preguntado por Pedro Sánchez, en 2016)

«El que sea feliz siempre es un gilipollas»

«La felicidad es una ráfaga, como si alguien se hubiera dejado abiertas las puertas del paraíso. La felicidad no es un estado de permanencia. Hay que tener voluntad de ser felices».

«Siempre me he ganado el pan y la ginebra haciendo cosas que me gustaban»

«Si es cierto eso que dicen que los amigos son los hermanos que se eligen, yo creo que he elegido muy bien. Quiero agradecer e incluso merecer o creer que merezco tener los amigos que me rodean»