El socialista José Bernal, con Susana Díaz paseando por Marbella cuando fue alcalde de la localidad
El socialista José Bernal, con Susana Díaz paseando por Marbella cuando fue alcalde de la localidad - EFE
Costa del Sol

Marbella sospecha que un canon de agua sirvió para pagar una campaña del PSOE

Se halló un desfase de 31 millones entre lo recaudado y las obras, no terminadas, en el mandato del exalcalde José Bernal

MálagaActualizado:

La empresa de aguas de la Costa del Sol Occidental (Acosol) estuvo durante 15 años (2000-2015) recaudando dinero a través de un canon de mejora con el que pretendía financiar determinadas obras hidráulicas en el vasto y poblado (más en verano) territorio al que sirve el preciado recurso hídrico.

Se trata del mismo mecanismo recaudatorio que desarrollan muchas administraciones, entre ellas la Junta de Andalucía, pero sobre cuya gestión existe una notable nebulosa pues la oposición ha sembrado sus dudas en más de una ocasión en torno a si se están invirtiendo realmente las cantidades cobradas.

En el caso de Acosol, se disparan las sospechas de para qué han servido las ingentes cantidades recibidas merced a este «impuestazo», que pagaron tanto clientes finalistas como empresas locales que compran el agua a Acosol.

Según la contabilidad de la compañía, se produjo un tremendo desfase entre los más de 59,5 millones de euros percibidos y los menos de 29 de que constaba el programa de obras aprobado por una orden del 15 de febrero del año 2000 en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Ello, además, cuando de dicha relación de proyectos hubo un buen número que quedaron sin hacerse, como pudieron comprobar los nuevos gestores que tomaron las riendas de la empresa pública en 2011 al ganar el PP las elecciones en prácticamente todos los ayuntamientos que forman parte de la firma.

Cuentas separadas

¿A dónde fue a parar ese dinero? Lo único que se sabe es que se cobró, pero no en qué se empleó. Al menos en su totalidad. La orden que ponía en marcha el canon en el BOJA era clara en su artículo cuarto:«Este canon de mejora sobre las tarifas posee una naturaleza económico-financiera distinta del de la explotación del Servicio de Aguas, por lo que su régimen contable es independiente y separado del de este Servicio». Sin embargo, las cantidades percibidas fueron a parar a una caja única. La misma a la que también llegaba el resto de ingresos de la compañía.

Es decir, según afirman fuentes de la empresa, que pudieron servir para sufragar gasto corriente o nóminas en lugar de los proyectos que se habían presentado. Pero también para otro tipo de pagos que entonces se hicieron y levantaron gran polvareda relacionados con la promoción política de quien había venido siendo su consejero delegado entre 2009 y 2011, el socialista José Bernal, que ya atisbaba su primera candidatura a la Alcaldía de Marbella. En su segundo asalto, en 2015, logró ser alcalde durante dos años gracias al pacto que desalojó al PP, que quedó a escasos votos de la mayoría absoluta. Una moción de censura en 2017 le desbancó.

Una de las infraestructuras realizadas por Acosol
Una de las infraestructuras realizadas por Acosol - ABC

Estas posibles irregularidades acaban ser puestas de manifiesto en un escrito de la propia Acosol con el que responde al juzgado contencioso administrativo número 4 de Málaga, ante el que ha reclamado una de sus «clientas», la empresa de aguas de Benalmádena.

Emabesa está descontenta con la cuantía que le fue devuelta en el momento en que Acosol, visto el desfase y que ya la Junta no le permitía reinvertir el excedente en nuevos proyectos, comenzó a reintegrar a los paganos de aquel derroche el exceso de ingresos. Y por eso se ha ido al juzgado. Una circunstancia que tiene una mayor trascendencia habida cuenta de que el ayuntamiento benalmadense está actualmente regido por el PSOE, el mismo partido que gobernó los designios de Acosol durante buena parte de la vigencia de aquel canon.

En dicho escrito de contestación, Acosol alega que no puede devolverle mayor cuantía que los pagos de los cuatro años anteriores, únicos sin prescribir. Pero entra también al fondo de la motivación de esos ingresos irregulares. «La recaudación de los importes por canon de mejora —afirma— pese a ser finalista, quedó integrada en la caja única de Acosol como consecuencia de una posiblemente cuestionable gestión por parte de sus entonces gestores, circunstancia que ha motivado que exista el excedente que se va a devolver pues no se invirtieron en obras».

«Ajustado a ley»

Consultado por ABC, el entonces consejero delegado, José Bernal, asevera que todos los procedimientos «se hicieron «ajustados a ley» y además de ser aprobados por la junta gestora de la Mancomunidad, de quien depende Acosol, «han sido comunes en la Mancomunidad independientemente de los gobiernos con tintes políticos diferentes».

Bernal —que volverá a ser candidato socialista en las elecciones locales de 2015— recuerda que el canon también se cobró antes de que él entrara a dirigir Acosol. Y sostiene que las inversiones eran las previstas en los presupuestos, así como que las liquidaciones «tuvieron los informes pertinentes de los habilitados».

Este periódico ha tenido acceso a un informe del interventor de 2010 en el que se afirma que los ingresos y gastos de canon de agua «no están siendo auditados como obliga la Junta de Andalucía», por lo que recomienda comprobar también si hay contabilidades separadas.