Puerto Banús
Puerto Banús - ABC
Sin pisar la arena

Marbella, todo un espectáculo de lujo y glamour

La localidad más emblemática de la Costa del Sol ofrece restaurantes de todas las nacionalidades, discotecas de moda y tiendas de lujo; los yates y coches de alta gama de Puerto Banús son un aliciente más

SevillaActualizado:

Todo es posible en Marbella, un lugar en el que, sin duda, la playa (que también la hay) es lo de menos. El nombre de Marbella tiene muchas connotaciones: desde las que evocan el príncipe Alfonso de Hohenlohe o Gunilla von Bismarck pioneros de la «beautiful people» a los trapicheos de Jesús Gil y Julián Muñozm, aquellos alcaldes cuyo nombre quedó ligado para siempre a la especulación urbanística.

La localidad más emblemática de la Costa del Sol sigue siendo un lugar favorito para el verano por un sencilla razón: no es posible aburrirse en Marbella.

Y es que este pueblo que cuenta con una especie de microclima (el buen tiempo y las temperaturas suaves son una constante prácticamente todo el año) se puede hacer prácticamente de todo. También pasear por un centro histórico que conserva el encanto de un bello pueblo blanco andaluz, con sus casitas encaladas, sus callejuelas estrechas y sus macetas colgando.

Desde la plaza de los Naranjos, donde se ubica el Ayuntamiento en un edificio que data del siglo XVI, se puede recorrer la antigua casa del Corregidor, la ermita de Santiago, la hornacina de la Virgen de los Dolores, la calle Ancha o las ermitas del Santo Cristo de la Vera Cruz (siglo XVI) y la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación (siglo XVIII) o los restos del castillo árabe, que datan del siglo X. Un paseo por el casco antiguo puede ser una opción en una localidad siempre llena de turistas de todas las nacionalidades y repleta de locales donde pararse a tomar algo.

Plaza de los Naranjos
Plaza de los Naranjos - ABC

De hecho, la gastronomía es uno de los principales atractivos turísticos de Marbella ya que se puede encontrar comida de cualquier tipo y precio. Desde las sardinas, los chanquetes o cualquier otro guiso típico de la zona al plato más sofisticado de «nouvelle cuisine. En Marbella y sus alrededores (Puerto Banús y San Pedro de Alcántara) hay bares y restaurantes para todos los gustos y bolsillos.

Todo tipo de cocinas

Y cocinas de todas las nacionalidades. Desde la mediterránea a la italiana pasando por japonesa, argentina, americana, griega o cualquier otra. En algunos supermercados podrá encontrar comida rusa (con sus etiquetas en el alfabeto cirílico), pero también todo tipo de locales. Hay chiringuitos para cenar con los pies en la arena y también selectos restaurantes en Puerto Banús, en los que sólo tendrá que tener en cuenta un detalle: preparar el bolsillo para degustar el plato más sofisticado que pueda imaginar.

Y después de la comida o la cena, la oferta de ocio es de lo más amplia. Hay varios centros comerciales con cines que ofrecen la cartelera actual de estrenos pero también numerosos locales de copas y discotecas. En el entorno de la avenida Ricardo Soriano, en el puerto deportivo y, por supuesto en Puerto Banús, hay bares y discotecas de todo tipo. En cuanto a los hoteles, la gama también es muy amplia. Desde los más emblemáticos y lujosos como el Marbella Club o el Puente Romano hasta otros los que ofrecen ayunoterapia por unos días de dieta desde 8.000 euros.

Pero, sin duda, la máxima atracción del verano cuando se habla de diversión en Marbella es el Starlite, un festival que ya se ha convertido en un clásico y que atrae a artistas de primer nivel . Este año figuran en cartel desde Luis Miguel a Serrat pasando por Melendi, Pablo Alborán, David Bisbal, José Manuel Soto, Estopa o Charles Aznavour entre otros. Pero la Startlite es además un aliciente para los más jóvenes ya que la discoteca es el punto de concentración de las noches de Marbella. Aunque las entradas suelen ser caras, hay botellón previo y hasta autobuses urbanos que hacen el recorrido de ida y vuelta al pueblo cada noche.

Un campo de golf en Marbella
Un campo de golf en Marbella - Abc

Para los aficionados al golf, Marbella es un paraíso ya que es la localidad con mayor número de campos de golf de toda España, algo que la han convertido también en el destino de turistas deportivos que acuden a alguno de los quince campos de golf que se ubican en la zona. A ellos se une una amplia oferta de establecimientos donde podrá encontrar todo lo necesario para practicar ese deporte.

Ir a Marbella sin ir de tiendas es también algo impensable. Porque en esta localidad pueden encontrarse establecimientos de las principales marcas del mundo. De hecho, en Puerto Banús existen algunas tiendas de marcas que ni siquiera le sonarán porque no están presentes en otras grandes ciudades.

Mercadillo con tarjeta

Se trata de locales que venden ropa o joyería a precios prohibitivos aunque en Puerto Banús también hay un mercadillo que se instala cada viernes junto a la Plaza de Toros y que es visita obligada para los buscadores de gangas. Decenas de puestos ofrecen ropa, calzado, complementos, antigüedades... todo a precio de Marbella pero con una ventaja: en la mayoría se puede pagar con tarjeta. Y la Costa del Sol es también el paraíso de las imitaciones: toallas, bolsos, gafas... todo el material con el falso logo de las marcas que imita y que pueden encontrarse no sólo en el mercadillo. También se lo ofrecerán alguno de los numerosos vendedores ambulantes que se cruzará por cualquier calle.

La estancia no puede finalizar sin un paseo por Puerto Banús. Allí además de tiendas de lujo y restaurantes caros, es posible cruzarse con algún famoso de los que siguen eligiendo esa zona en verano. O contemplar la puesta de sol junto a impresionantes yates, espectaculares mansiones o coches de alta gama. Algunos se exhiben y sus dueños permiten fotografiarlos. Es parte del atrezzo ante el que inmortalizar el espectáculo. Porque el glamour y el lujo siguen siendo, sin duda, el sello característico de Marbella.