Mijas examinará a los arrieros de los burro-taxis tras una denuncia de maltrato animal

Hace dos meses se convirtió en viral un video en el que pateaban y arrastraban por la calle a uno de estos equinos

Actualizado:

Dos meses después de que un video de un individuo maltratandoa un burro-taxi escandalizara a los defensores de los animales, y se convirtiera en viral en la Red, el Ayuntamiento de Mijas anunció este martes la firma de un convenio de colaboración con la asociación El Refugio del Burrito para que sus responsables importen un curso a los arrieros.

Las imágenes, de las que dio cuenta ABC, muestran a un individuo que patea en la cabeza al animal y lo arrastra por la calzada para que se ponga en pie. Una secuencia que dura varios minutos y que se produce a escasos metros del Consistorio mijeño y que acabó en denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. Además, fueron muchos los residentes extranjeros del municipio que expresaron su malestar ante este presunto maltrato, llegando a solicitar la intervención enérgica de las autoridades municipales.

La edil de Transportes, Nuria Rodríguez, no hizo ayer mención directa a estos hechos durante la presentación de una medida formativa que persigue una mejor «calidad en el servicio y el bienestar de los equinos».

El curso, según informó el Ayuntamiento, estará dividido en dos partes y será impartido por los trabajadores del propio Refugio del Burrito el próximo 23 y 24 de noviembre. La primera será teórica y consistirá en «explicar el cuidado de los burros, el tipo de alimentación beneficiaria para ellos, el cuidado de los cascos, la prevención de heridas, la etología del animal...», explicó la directora de la citada asociación, Verónica Sánchez. Además, se impartirá una segunda parte práctica en el propio refugio, «donde nos centraremos en el manejo de estos animales para saber tratarlos en su día a día y que resulte un refuerzo positivo».

Una vez finalizado, se realizará un examen teórico para comprobar la comprensión de todo lo aprendido y se les otorgará un diploma asistencial, además de un carné que acreditará que el arriero posee los conocimientos necesarios para desempeñar el trabajo.

Rodríguez quiso agradecer y mostrar su apoyo a los arrieros, «porque conozco de primera mano el cariño que le tienen a sus equinos».

«Uno de mis objetivos primordiales es mejorar las instalaciones de los burritos. Para ello se ha buscado una nueva ubicación, la cual está se encuentra siendo estudiada en el Departamento de Obras e Infraestructuras», agregó la concejala.