Nerja celebra los 40 años del inicio del rodaje de Verano Azul emitiendo seis capítulos
Nerja celebra los 40 años del inicio del rodaje de Verano Azul emitiendo seis capítulos - Francis Silva
TELEVISIÓN

Nerja celebra los 40 años del inicio del rodaje de Verano Azul

Los vecinos recuerdan anécdotas de la grabación mientras ven los capítulos de la afamada serie de los 80

Nerja (Málaga)Actualizado:

La primera vez que aparecieron en la pequeña pantalla fue en octubre de 1981. España entera quedó prendada de aquellos niños que recorrían con sus bicicletas la costa de Nerja y disfrutaban en «La Dorada» junto a Chanquete. Aquello fue una gran revolución de masas, todas las generaciones se pegaban a los pocos televisores que había entonces para veranear con Quique, Piraña, Tito, Pancho, Bea, Desi y Javi, quienes comenzaron el rodaje de su infancia hace ahora 40 años y que se recordó este miércoles en la plaza del Cangrejo de esta localidad malagueña.

En aquella Nerja estaban las vecinas Adela, Emilia y Ana, que tomaron asiento en la primera fila del cine de verano para no perderse el homenaje que el Ayuntamiento quiso hacer por el aniversario del inicio del rodaje. «Se paralizaba todo, donde hubiera una televisión allí iban los niños» recuerda Ana, quien asegura que la grabación comenzó en la calle Carretas. Sus memorias son anécdotas tras las cámaras, historias de familias que mostraban con orgullo Nerja.

«Me gusta verlo pero, al mismo tiempo, me da pena porque hay mucha gente que ya no está», reconoce Ana, mientras sus amigas afirman con la cabeza. También les da «alegría» ver cómo ha evolucionado el pueblo y la esencia de «Verano Azul» sigue aún viva. Sus caras destellan la ilusión de una pandilla de niñas con ganas de ver su serie favorita junto al busto del inolvidable «Chanquete».

Unas filas más para atrás está Vicente, junto a su hija Alejandra de cinco años. Creció con las emisiones en La 1 y ahora la niña lo hace con los capítulos que le pone su padre. «Nerja ha cambiado mucho», remarca este espectador, que es la primera vez que viaja desde su Toledo natal. Es uno de los muchos niños que crecieron viendo al municipio malagueño a través de un televisor y que ahora recorren sus callejuelas buscando los lugares en los que la pandilla más conocida de los años 80 en España vivía sus aventuras.

A escasos segundos de que den las 22.00 horas, las cuatro farolas que rodean el cine de verano se apagan y se iluminan las sonrisas de quienes habían tomado asiento. También de aquellos a los que el aforo obligó a quedarse de pie. La sintonía retumbó por Nerja y muchos la acompañaron silbando. Tenían tres capítulos por delante y estaban felices de disfrutarlos en pleno plató de rodaje. «Mira, Verano Azul», «¿de qué va eso?»… Esa era la conversación que mantinía un padre y su hijo. El progenitor de 50 años y el vástagos con 16 primaveras. Una brecha generacional que hace que el joven desconozca quién es «Chanquete» y se ría de su progenitor al verle bailar y entonar al sintonía.

Francisco Javier apenas tenía unos años más que Juan José cuando «Chanquete» murió, un hito histórico de la televisión en España que se ha convertido en «spoiler» para el joven y que hasta las revistas de la época anunciaron, como cuando Supertele salió al quiosco con la foto de Antonio Ferrandis y anunciando: «Chanquete muere este domingo».

Y cuando en la gran pantalla ya asomaba la pandilla, junto a Julia, Miguel no pudo evitar acordarse del rodaje. Él era un chiquillo y, siempre que podía, se aproximaba a ver qué se estaba cociendo en la serie. «Tuvieron que grabar un montón de veces una escena con un carrito de los helados en el Balcón de Europa. El señor, como se derretían, nos los iba repartiendo y todos los chicos esperando a que nos diesen helados», mantiene Miguel que, como todos los habitantes, recuerda aquellas tardes de hace 40 años.