Dana Leonte fue confirmada como la última víctima de violencia de género en España - Archivo
DESAPARECIDA

El novio de Dana seguirá en prisión ante la ausencia del cadáver, sus pertenencias y hasta su mascota

La acusación particular asegura que la Guardia Civil ha ampliado diligencias y que está buscando a posibles encubridores del crimen

Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El novio de Dana Leonte, la chica desaparecida en Arenas el pasado 12 junio y que se supone fue asesinada por su pareja, seguirá en la cárcel. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Vélez-Málaga con competencia en Violencia de Género destaca que no ha cambiado la situación por la que está en prisión provisional, comunicada y sin fianza desde el pasado sábado. Explica que además existe peligro de fuga y que, si Sergio es liberado, puede destruir pruebas. Además, incide en el hecho de que la chica rumana de 31 años «no ha aparecido en su integridad, ni las pertenecías de la misma, ni siquiera su mascota». Se constata su muerte por la aparición en el campo de un fémur con restos blandos que dio positivo en el cotejo de ADN con el hermano de la ausente.

Sergio se ha negado a declarar en esta ocasión, como recoge el auto judicial al que ha tenido acceso ABC. Su defensa ha esgrimido «la falta de solidez del informe de biología emitido por la fuerza policial instructora del caso». Y es que su abogado, Juan José Moreno, siempre ha mantenido que las pruebas biológicas no son concluyentes en contra de su defendido. Sin embargo, el nuevo auto emitido ve «indicios objetivos suficientes» para achacar a Sergio un presunto delito de homicidio.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce el abogado Marcos García Montes en nombre de la familia de Dana Leonte, ha asegurado este viernes en las puertas de los juzgados de Vélez-Málaga que la Guardia Civil ha hecho «una ampliación de las diligencias de investigación». Asegura que sabe este dato por «fuentes confidenciales». Antes de entrar a la declaración afirmó que los investigadores buscan a posibles encubridores del crimen de Arenas. «Hay actuaciones sospechosas de personas vinculadas a Sergio, después de la desaparición de Dana. Si son familiares queda impune, pero es un delito», ha reseñado el letrado sobre esos posibles encubridores.

Para el abogado «hay 23 indicio demoledores para que un jurado pueda condenar» al novio de Dana, entre ellos está el cabello incrustado en el palo con el que la habría golpeado para matarla o malherirla, antes de llevarla al monte. Una de las principales evidencias es el relato de la hija de Sergio con su anterior pareja, en el que dice que tira unas botas al contenedor de basura.

Custodia de la niña

Por su parte, Florín Leonte, hermano de la fallecida, sigue luchando porque la pequeña Lucía de 10 meses, hija de Dana y Sergio, quede bajo la custodia de su hermana en Rumanía. Asegura que la pequeña «corre peligro» con la familia de Sergio, detenido desde el pasado viernes. «No es una familia estable», ha asegurado Florín Leonte, que ha sido apoyado por su abogado al decir que «se están denunciando entre ellos» y al narrar que hay denuncias cruzadas de Sergio a su padre, del padre a Dana o de Dana a su suegro.

Uno de estos episodios ocurrió el día que supuestamente murió Dana, ya que ambos denunciaron un robo sobre las 19.00 horas en su domicilio, que luego resultó que había sido el padre del supuesto asesino, como posteriormente confesó. Minutos después de aquella denuncia se le pierde a Dana la pista para siempre y sólo se vuelve a saber cuando aparece su fémur. La Guardia Civil sigue buscando los restos mortales de la chica en las montañas de La Axarquía de Málaga.